NFL

Media Lab

En vivo

LOG IN

El 19 de septiembre de 2004, el ahora histórico Ben Roethlisberger, debutó con los Pittsburgh Steelers al entrar en el tercer cuarto del partido contra los Baltimore Ravens. Su entrada no estaba planeada, pero una lesión sufrida en el codo por parte de Tommy Madox le entregó la oportunidad de su vida. Ahora, la travesía se puede repetir con Mason Rudolph.

 

En ese encuentro, el drafteado de los Miami Redhawks logró completar 12 de 20 pases para 176 yardas y dos touchdowns. Esto impulsó a Roethlisberger para tomar las riendas del equipo y, tras 15 victorias en la temporada, ‘Big Ben’ se convirtió en la sensación de la ciudad y de la NFL, a conseguir el reconocimiento  al Novato del Año.

 

Ahora, 15 años después es el momento de Rudolph.

El ganador del Super Bowl XL sufrió de igual forma una lesión en el codo derecho ante Seattle, la cual lo dejará fuera de los emparrillados por lo que resta de la temporada.

 

Mike Tomlin quedó contra la pared y tuvo que encontrar al reemplazo en Mason Rudolph.

 

Como sustituto entrando en el tercer cuarto, Rudolph, con 24 años de edad, completó 12 de 19 pases para 112 yardas y una intercepción en su debut.

Mason Rudolph fue un destacado jugador en el fútbol colegial bajo los colores de Oklahoma State University. Después de jugar 4 años con los Cowboys, los Steelers lo eligieron en la 3ra ronda del Draft 2018, pensando en un buen quarterback sustituto y tal vez futuro del equipo.

¿Logrará Mason Rudolph emular la carrera de Big Ben?

Los Pittsburgh Steelers se enfrentarán este domingo 22 de septiembre a las 15:25 hrs. a los San Francisco 49ers, equipo que viene de ganar la primera jornada 31-17 ante los Tampa Bay Buccaneers y la segunda jornada 41-17 ante los Cincinnati Bengals.

Media Lab

En vivo

LOG IN

La NFL no va a parar de subir sus revoluciones. Después de dos primeras semanas llenas de explosión y algunas sorpresas, llega la Semana 3, una jornada que se perderá de dos de los mejores mariscales de campo de la liga en Ben Roethlisberger y Drew Brees por lesiones.La NFL no va a parar de subir sus revoluciones. Después de dos primeras semanas llenas de explosión y algunas sorpresas, llega la Semana 3, una jornada que se perderá de dos de los mejores mariscales de campo de la liga en Ben Roethlisberger y Drew Brees por lesiones.

 

Mientras los Steelers y los Saints terminaron con caras largas debido a estos contratiempos de sus quarterbacks estrellas, los Cleveland Browns pasaron una semana más que grata. Comandados por Odell Beckam Jr., los jugadores de Freddie Kitchens vencieron a los New York Jets por marcador de 23-3 y, así, consiguieron su primera victoria en un Monday Night Football desde 2008.

 

Si la semana dentro de la bolsa de protección necesitara más reflectores, este fin de semana se perderán las incógnitas sobre el calibre de Daniel Jones en la NFL. El staff de los New York Giants perdieron la paciencia con Eli Manning y es turno del antiguo chico de Duke para silenciar a todos sus críticos.

 

Para que no te pierdas ni uno solo de los mejores momentos de la liga, te dejamos la agenda de partidos por disputarse en la Semana 3 de la NFL.

 

 

Jueves 19/09/19

Jacksonville Jaguars vs. Tennessee Titans a las 19:20 hrs. por Fox Sports

 

Domingo 22/09/19

Dallas Cowboys vs Miami Dolphins 12:00 hrs. por Azteca 7

Buffalo Bills vs Cincinnati Bengals 12:00 hrs. por Azteca 7 y Nu9ve

Philadelphia Eagles vs Detroit Lions 12:00 hrs. por Azteca 7

New England New York Patriots vs Jets 12:00 hrs. por Azteca 7 Y Nu9eve

Indianapolis Colts vs Atlanta Falcons 12:00 hrs. por Azteca 7

Minnesota Vikings vs Oakland Raiders 12:00 hrs. por Azteca 7

Kansas City Chiefs vs Baltimore Ravens 12:00 hrs. por Azteca 7 y Fox Sports 2

Green Bay Packers vs Denver Broncos 12:00 hrs. por Azteca 7

St. Louis Cardinals vs Carolina Panthers 15:05 hrs. por NFL Game Pass

Tampa Bay Buccaneers vs New York Giants 15:05 hrs. por NFL Game Pass

Seattle Seahawks vs New Orleans Saints 15:25 hrs. por Fox Sports

Los Angeles Chargers vs Houston Texans 15:25 hrs. por Fox Sports 2

San Francisco 49ers vs Pittsburgh Steelers 15:25 hrs. por Nu9ve

Cleveland Browns vs Los Angeles Rams 19:20. hrs. por ESPN

 

Lunes 23/09/19

Washington Redskins vs Chicago Bears 19:15 hrs. por ESPN

 

Te puede interesar: La NFL en México, ¿cómo y dónde ver?

Media Lab

En vivo

LOG IN

Arrancamos la tercera semana de NFL, el deporte con mayor número de espectadores en México después del futbol, por lo que millones de aficionados están ansiosos para poder ver los partidos de la manera más sencilla posible, aquí te tenemos algunas opciones (todo legal, por supuesto).

Servicio de televisión por cable y satelital.

Creemos que esta es la opción más obvia de todas, hay un cúmulo de canales disponibles en los servicios de televisión de paga que tengan disponible el paquete de deportes. Los canales más comunes para poder observar los partidos son ESPN, CBS y Fox sports, así que acércate con tu compañía de cable y pregunta: ¿cuál es el paquete que mejor se acople a mis necesidades?

Caliente.mx

Puede que esta no sea la opción que se acople a la mayoría, pues está pensada en aquellos que desean apostarle a su equipo favorito. Para quien no sepa ¨Caliente.mx¨ es un sitio de apuestas en línea para una serie de eventos deportivos. El popular sitio ofrecerá transmitir todos los partidos si es que haces una apuesta desde tu cuenta en línea, una vez más, no recomendamos este medio si eres un consumidor promedio del deporte y solo buscas ver los partidos sin comprometerte económicamente.

Cinemex

Así es, por más raro que suene, ahora puedes ir al cine a ver los partidos de tus equipos favoritos, comprando boletos como normalmente lo harías. Los partidos serán transmitidos en vivo con la experiencia inmersiva y la comodidad que solo el cine te puede otorgar y no hay que olvidarnos de que hay palomitas, refrescos y todo tipo de alimentos para matar el hambre durante el partido.

NFL Game Pass

La nueva apuesta de la NFL es este servicio de streaming en el cual, pagas una suscripción anual o semanal para tener acceso a los juegos en vivo y no solo eso, sino que además cuenta con entrevistas con entrenadores y jugadores, resúmenes y los mejores momentos de cada partido.

Hay dos opciones para contratar este servicio, el esencial y el Pro, la diferencia reside en que el esencial no tiene acceso a los juegos completos en vivo, solo a los resúmenes, mientras que el Pro si tiene acceso a 250 partidos y a las repeticiones de estos, los precios son de $1,099 y $3,600 respectivamente.

""

Ahora que ya conoces las opciones para ver los partidos, ¿qué esperas para llenarte de la pasión de la NFL?

Te puede interesar: Hoy No Me Puedo Levantar: los años 80 están de vuelta

Media Lab

En vivo

LOG IN

Ni el frío, ni la luna ni ‘Pat’ Mahomes pudieron corresponderle al público de Arrowhead Stadium. Una primera parte desinflada condicionó la historia para los Kansas City Chiefs y Bill Belichick, Tom Brady y los Patriots se aprovecharon para poder volver -por tercer año consecutivo- a la pelea por el gran premio de la NFL: el trofeo Vince Lombardi.

 

 

Al arranque del encuentro, los New England Patriots tomaron la posesión del balón y no se zafaron de él hasta que, después de 80 yardas, Sony Michel comenzó a grabar sonrisas en cada uno de los miembros de la franquicia. El antiguo corredor de los Georgia Bulldogs se impulsó por el centro, rompió la línea y, después de una yarda, festejó en las diagonales el primer touchdown de la tarde.

 

Al ataque, Kansas se deshizo velozmente del ovoide y en menos de tres minutos le entregó el balón a los visitantes que, sin problema, volvieron a la zona prometida con más peligro. Afortunadamente para los locales, en ese momento, Brady falló desde la yarda uno y Reggie Ragland le arrebató un pase al receptor objetivo que otorgó tranquilidad a Andy Ried.

 

Durante el segundo periodo, la situación no tendría mayor cambio, pero, previo a despedir la mitad inicial, los Patriots le darían otra sorpresa la muralla local. Esta vez, el bombazo vendría de parte de Brady para Dorsett, en un pase de anotación de 29 yardas.

 

A la vuelta del entretiempo, el partido dio la media vuelta y el campo comenzó a arder. Los Chiefs se acercaron con dos touchdowns provenientes de Mahomes para Travis Kelce y Damien Williams, respectivamente, mientras que la defensa solo permitió un gol de campo.

 

 

El último cuarto, que arrancó con un marcador de 17-14 en favor de Patriots, fue la verdadera guerra que tanto habían esperado los fanáticos de este par de franquicias.

 

El comienzo del mismo fue polémico debido a la decisión de los oficiales en la patada de despeje que terminó por darle a los Patriots el ovoide en la yarda 28 de su propio campo. A pesar de ello, Kansas se repuso al golpe anímico y Daniel Sorensen interceptó a Brady para que, después, Mahomes conectara nuevamente con Damien Williams (17-21).

 

New England no permitió que esa anotación los consumiera y en una serie de 60 yardas -con más decisiones controversiales de los árbitros- volvieron a celebrar por la vía terrestre gracias a un acarreo final de una decena de yardas por la derecha de parte de Michel (24-21).

 

 

Los dos equipos lograron repartirse otras dos series victoriosas con touchdowns (31-28) y a Kansas le quedaba una última oportunidad contra el tiempo. Mahomes se encendió y acercó a los equipos especiales a la distancia necesaria. Así, Harrison Butker, con la sangre helada, mandó el partido a overtime con una patada de 39 yardas.

 

Para infortunio de los locales, Brady y los Pats consumieron poco menos de cinco minutos en el reloj del tiempo extra para terminar el duelo con una anotación terrestre de dos yardas de Rex Burkhead. La defensa nunca supo como contener a Edelman en terceras oportunidades y la anotación de Burkhead solo fue la cereza del pastel (37-31).

 

Tom Brady terminó con 348 yardas por aire y un touchdown, mientras que Mahomes explotó también con 295 yardas y 3 pases de anotación.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Came into the kingdom and defended the crown. Back to back to back AFC Champions!!!

Una publicación compartida por New England Patriots (@patriots) el

 

Los Patriots viajarán a Atlanta para jugar su tercer Super Bowl consecutivo y se enfrentarán a Los Angeles Rams en una instancia en la cual ya salieron victoriosos ante ellos por marcador de 20-17 hace 17 años en el Super Bowl XXXVI.

Media Lab

En vivo

LOG IN

A Marcus Peters no lo va a callar nadie de Louisiana por un largo tiempo. El defensa de los Rams desprendió su furia en dicho sobre parar a Sean Payton y los angelinos lo lograron al ganar el título de la Conferencia Nacional en casa de los Saints.

 

Marcus Peters escribió en Twitter que los Rams aún no están acabados.

Marcus Peters escribió en Twitter que los Rams aún no están acabados. | Fuente: Los Angeles Rams Twitter

 

El periodo inicial fue un día de campo para los locales. El Mercedes-Benz Superdome reventaba los oídos de cualquiera que se encontrara dentro, por lo que la concentración para el equipo de Los Ángeles fue un factor clave en sus escuadras defensivas y ofensivas.

 

New Orleans se alejó de a poco con una intercepción de Demario Davis a Jared Goff y gracias a dos series que terminaron en goles de campo para Wil Lutz: uno de 37 yardas y otro posterior de 29 (0-6).

 

Los Angeles no encontraban la respuesto y, antes del cierre del periodo, Drew Brees no soportó más y lanzó una flecha a Garrett Griffin de 5 yardas para anotar el primer touchdown de la noche en Louisiana. Los Rams iniciaron a la reacción y despidieron el primer cuarto con un gol de campo de Greg Zuerlein (3-13).

 

Para los siguientes 15 minutos, las posesiones se extendieron y los Saints perdieron el punch ofensivo, situación que no desaprovecharon Todd Gurley y Brandin Cooks.

 

En primera instancia, Goff puso en primera y gol a los Rams con un bombazo de 36 yardas para Cooks. Minutos después, Gurley solo tuvo que correr con el balón por 6 yardas para mover el luminoso del partido a 10-13 previo al medio tiempo.

 

 

La vuelta del descanso se convertiría en nervios totales. Una falla y los sueños se desaparecerían en un santiamén.

 

El grupo de New Orleans primero mandó explotar el Superdome con una serie de más de cinco minutos, la cual finalizó en las manos de Taysom Hill, tercer mariscal de campo. Brees lanzó a la zona de anotación el ovoide, pero, desafortunadamente para la afición negra y dorada, su presión se vino abajo con los Rams volviendo a acercarse a solo tres unidades de distancia.

 

En una serie igual de compleja, Goff terminó por encontrar a Tyler Higbee en el otro costado del campo, con lo que, gracias a un pase de una yarda, los californianos culminaban el encuentro 17 a 20.

 

Los Rams volverían a nivelar el luminoso más adelante, con otro zapatazo de Zuerlein (24 yardas), y el momento llegó para jugarlo todo.

 

Los anfitriones tomaron el balón en la que sería su última serie del tiempo regular y se acercaron hasta la yarda 13 del equipo del oeste de los Estados Unidos. Ahí, en un tercero y diez prometedor, Tommylee Lewis habría recibido unun bombón de Brees, pero Robey-Coleman lo impidió al cometer una interferencia de pase que no fue castigada por ninguno de los oficiales.

 

 

Los Saints se tuvieron que conformar con otra patada de Lutz y Zuerlein le respondió con una cucharada de su propia medicina para mandar la final de conferencia a overtime.

 

Ya en tiempo extra, la defensiva de Rams fue clave al ejercer presión sobre un Drew Brees que terminó entregando el ovoide a Johnson III para la intercepción. Con ese regalo y un Greg Zuerlein encendido (4/4), Los Angeles terminó por triunfar 26 a 23 con un gol de campo de 57 yardas por parte del No. 4.

 

 

Los Angeles Rams estarán viajando al Super Bowl de Atlanta después de que estuvieron por última vez en esta instancia en el año 2002, cuando perdieron 20-17 ante los New England Patriots.

Media Lab

En vivo

LOG IN

No fueron los Bears, no fueron los Chargers y mucho menos los Dolphins. Los New England Patriots están de vuelta en la pelea por el título de la Conferencia Americana, y los Kansas City Chiefs tendrán la complicada tarea de parar a Tom Brady y su arsenal ofensivo.

 

A diferencia de otros años, los Patriots tendrán que pelear el partido contra corriente en el templo de Arrowhead, un lugar del que solo han podido sacar tres victorias dentro de esta serie.

 

Chiefs y Patriots se han enfrentado en 36 batallas durante 56 años y, aunque sea difícil de creer, la franquicia de Kansas es la que lleva la delantera en este duelo por 18 victorias. Los de Massachusetts han salido vencedores en 15 ocasiones y, en la tercia de partidos restantes, los fanáticos se han guardado el grito de victoria debido a empates.

 

Durante la época de 1960 y los inicios de 1970, Kansas dominó con una quinteta de victorias consecutivas; esta fue cortada por los Patriots, pero, cuando se volvieron a ver las caras en 1990 (después de 9 años de no enfrentarse), los Chiefs se vistieron de gala para comenzar otra corrida, la cual terminó en una tercia de triunfos.

 

 

De las más de tres decenas de encuentros en los que se han visto las caras estos equipos, los últimos dos han causado revuelo.

 

En el primero de ellos, hace dos años, Kansas apabulló a los entonces campeones en el Gillette Stadium con un score de 42 a 27. Para el siguiente, en este curso, los flechazos de Brady y Mahomes se encontraron en un duelo de 4 touchdowns para el chico de Tyler, Texas. Desafortunadamente para los Chiefs, Brady y los Pats se vengaron ese día con triunfo de 43 a 40.

 

La primera y última vez que se enfrentaron en postemporada, New England ganó como anfitrión en un parti divisional por marcador de 27 a 20 sobre Kansas en 2016.

 

Los Chiefs recibirán el juego decisivo al haberse posicionado como los primeros sembrados de la conferencia. Resguardados en su estadio tienen una marca de 11 partidos ganados, 3 derrotas y un empate ante la franquicia del Este.

Media Lab

En vivo

LOG IN

Uno siempre sale en busca de conocer el pasado de distintos enfrentamientos entre dos franquicias de la NFL, pero este no es el caso. No es que no sea de interés para el público la rivalidad entre Los Angeles Rams y los New Orleans Saints, sino que es uno de esos momentos en los que hay que disfrutar del presente de estas escuadras.

 

Los Rams y Saints tendrán que verse las caras este domingo 20 de enero para decidir al nuevo monarca de la Conferencia Nacional y uno de los dos combinados que podrá asistir a Atlanta como contendiente a adjudicarse el título del Super Bowl LIII.

 

La rivalidad entre ambos data desde el año 1967, cuando los angelinos derrotaron 27-13 a los de Louisiana como invasores de Nueva Orleans. Tiempo después, la supremacía carnera continuó en pie y con una racha de ocho victorias consecutivas desde 1973 y 1976.

 

Cuatro décadas después, los californianos lideran el récord histórico con 41 victorias y 33 descalabros.

 

 

Ese juego de comodines fue comandado por el quarterback Aaron Brooks, quien disparó cuatro pases de anotación para otorgarle los honores a los Saints, por marcador de 31-28, sobre los Rams de Kurt Warner. Warner tuvo una actuación destacada, con 365 yardas por aire, pero la muralla terrestre de New Orleans fue la que decidió el duelo.

 

Desde entonces, los equipos se han compartido 12 triunfos, teniendo la última palabra los Saints por su espectacularidad, una vez más, en el costado defensivo. En noviembre pasado vencieron 45-35 a los alumnos de Sean McVay.

 

En caso de triunfar el fin de semana en el Mercedes-Benz Superdome, Drew Brees convertirá su marca ante los Rams en números positivos con 5 coronaciones y 4 derrotas.

Media Lab

En vivo

LOG IN

Los Ángeles Rams han dado otro golpe en la mesa de la NFL. Una victoria ante Kansas City, la segunda mejor ofensiva de la liga, liderada por Patrick Mahomes y Kareem Hunt, le ha permitido a los chicos angelinos adjudicarse el liderato de la Conferencia Nacional. Esto llenó de júbilo a la afición californiana, pero eso no es suficiente para reunir los argumentos para considerarlos como los candidatos número uno a llevarse el Super Bowl LIII.

 

Es claro que el coach Sean McVay ha revolucionado a esta franquicia. Después de que con Jeff Fisher se sufrieran cinco campañas con marcas perdedoras, McVay llegó a reformar a un equipo caído para convertirlo en un combinado de Playoffs.

 

Uno de estas transformaciones la podemos observar en el costado ofensivo, el cual, al día de hoy, es uno de los más temidos en toda la competencia.

 

En los tiempos de Fisher y a la llegada de Jared Goff, los Rams no espantaban a nadie. Esto no es algo dicho al aire. Simplemente hay que volver a las estadísticas del 2016 para observar en el fondo de la tabla a unos Rams con apenas 4,203 yardas totales, con todo y que contaban con el último Novato Ofensivo del Año, el corredor Todd Gurley.

 

Todd Gurley podría convertirse en el primer jugador de los Rams en convertirse en MVP desde que lo hiciera Kurt Warner en 2001.

Todd Gurley podría convertirse en el primer jugador de los Rams en convertirse en MVP desde que lo hiciera Kurt Warner en 2001. | Fuente: Kevork Djansezian / Getty Images / AFP

 

Goff ni siquiera pintaba en algún panorama relevante, el mismo Fisher lo llegó a clasificar como un joven sin futuro, después de concretar una temporada con apenas 1,089 yardas por aire, 5 pases de anotación y 7 intercepciones.

 

Para el año siguiente, el giro de 180 grados fue evidente. McVay pudo consagrar, junto con Greg Olson, a la primera selección del Draft de 2016, en un mariscal de campo titular y con número respetables: 3,804 yardas, 28 touchdowns y solo 7 intercepciones en 477 intentos de pase. Por el lado de sus compañeros, Gurley volvió a la gloria con 1,305 yardas terrestres y 13 visitas a las diagonales, con lo que fue nombrado el Jugador Ofensivo del Año.

 

Para agregarle la cereza al pastel, tres receptores -Cooper Kupp, Robert Woods y el mismo Gurley- superaron las 700 yardas a lanzamientos de Goff.

 

Hasta el momento, el desempeño de esta ofensiva se ha mantenido e, incluso, ha mejorado. Se ubican como la más potente de la NFL y sus estrellas están por arriba o están cerca de superar sus estadísticas del certamen pasado.

 

Nada malo, al parecer, pero en un análisis de fondo enseña otra realidad. En la derrota ante los New Orleans Saints y en el duelo ante los Chiefs, se evidenció que la línea ofensiva no siempre es la mejor amiga para Goff, quien ha sido capturado 24 veces en lo que va del año y quien perdió dos balones contra Kansas City.

 

 

Peor se vuelve la situación para el equipo californiano cuando el rival logra no solo romper la bolsa, sino, también, cuando consiguen anular a Gurley. En la tarde oscura ante Demario Davis y el resto de la muralla santa, el running back estelar de los Rams no pudo superar las 70 yardas y solo anotó en una ocasión.

 

 

Contra los Jefes, el desempeño de Gurley tampoco destacó en las estadísticas (55 yardas). Pudimos ver al mejor acarreador de la liga con dudas al momento de ejecutar y con poca decisión ante la línea defensiva de los visitantes. Por fortuna, su quarterback tuvo una jornada de ensueño con más de 400 yardas y 4 touchdowns.

 

Fuera del ataque, los verdaderos problemas llegan cuando hablamos de la defensiva. La primera línea ha mejorado semana tras semana y se ha graduado en la segunda mitad ante Kansas con las actuaciones memorables de Aaron Donald -el defensor mejor pagado de la liga- y del linebacker Samson Ebukam, quien anotó dos veces para los angelinos.

 

La cuestión aquí está en la parte trasera de la escuadra coordinada por el entrenador Wade Phillips. La lesión de Aqib Talib fue un duro golpe para la institución y ello se ha mostrado en las últimas semanas, ante pases explosivos por parte de los contrarios. Unos de los más afectados en ese sentido ha sido Marcus Peters, quien quedó en evidencia cuando no pudo defender a Michael Thomas en el juego con los Saints.

 

 

Una situación similar se presentó en esta jornada, cuando Tyreek Hill quedó solo en el centro del campo y pudo completar una jugada de 73 yardas para cerrar el partido a un score de cuatro puntos de diferencia (36-40).

 

 

Este cuerpo de jugadores no ha sido nada barato -al ser uno de los 7 equipos con espacio salarial menor a los 5 millones de dólares-, ya que, solamente contando los contratos de Aaron Donald, Ndamukong Suh, Lamarcus Joyner, Peters y el mismo Talib, la franquicia tiene pronosticado gastar 189.3 millones de dólares en los próximos seis años, por lo que es hora de que la defensa de los Rams comience a dar resultados, porque los Playoffs no serán tarea fácil en la Nacional.

 

El siguiente “reto” para Sean McVay y su staff será cuando se enfrenten a una de las dos mejores defensivas de la NFL en Chicago, pero la verdadera batalla vendrá -si es que esta vez no caen dramáticamente en la postemporada- cuando vuelvan a verse las caras con unos Saints llenos de experiencia de la mano de Drew Brees y Sean Payton en una posible final de Conferencia.