11

Volkswagen enfrenta primera demanda por Dieselgate

1 noviembre 2018 por AFP

El fabricante de automóviles Volkswagen afronta, a partir de este jueves 1 de noviembre, la primera acción judicial impulsada por un grupo de clientes alemanes, a través de un procedimiento creado específicamente tras el Dieselgate: el escándalo por los motores diésel trucados del gigante alemán.

 

La asociación alemana de consumidores VZBV anunció haber hecho su petición al tribunal de Brunswick, una localidad del centro de Alemania situada a unos pocos kilómetros de la sede de Volkswagen en Wolfsburgo.

 

El constructor germano es acusado de haber perjudicado, de forma deliberada, a sus clientes con la instalación de un programa informático que hacía que los vehículos parecieran menos contaminantes de lo que eran en realidad.

 

Carros de Volkswagen observados en la torre principal de almacenamiento en Wolfsburgo.

Carros de Volkswagen observados en la torre principal de almacenamiento en Wolfsburgo. | Fuente: Odd Andersen / AFP

 

"Volkswagen hizo trampa y debe recompensar a sus clientes", consideró Klaus Müller, presidente de VZBV.

 

Esta acción judicial se produce el mismo día en el que entra en vigor una ley que permite este tipo de recursos y dos meses antes de la prescripción de los hechos relacionados con el "Dieselgate", una manipulación reconocida en 2015.

 

"Hasta dos millones de consumidores podrían beneficiarse de esta acción colectiva alemana”, consideró la ministra alemana de Justicia, Katarina Barley, en una entrevista para el diario Handelsblatt, en la que se refirió únicamente a los clientes de Volkswagen.

 

¿Volkswagen podrá resistir?

 

No obstante, el gigante alemán no ha dejado de insistir en que esta denuncia es "infundada": "Todos nuestros vehículos son técnicamente seguros y están autorizados a circular sin restricciones".

 

"Nos toman por imbéciles", aseguró indignado, a la AFP, Christian Säfken, propietario de un vehículo con el motor trucado y que prevé unirse a la demanda colectiva para mostrar que los consumidores no se dejan engañar.

 

Hasta que no se produjo el Dieselgate, la legislación alemana no contemplaba acciones judiciales conjuntas de consumidores.

 

El equipo de Greenpeace mostró sus molestias en 2015 afuera de la planta de Volkswagen en Wolfsburgo, justo después de que saliera a la luz el Dieselgate.

El equipo de Greenpeace mostró sus molestias en 2015 afuera de la planta de Volkswagen en Wolfsburgo, justo después de que saliera a la luz el Dieselgate. | Fuente: John Macdougall / AFP

 

En concreto, si el juez acepta la demanda, los clientes podrán unirse gratuitamente a la demanda antes de que el tribunal de Brunswick se pronuncie sobre la responsabilidad jurídica de Volkswagen.

 

En el caso en que haya una sentencia condenatoria contra el gigante europeo, entonces los clientes deberán hacer valer sus derechos de forma individual.

 

"Si hay un primer juicio en el que se diga que (Volkswagen) debe pagar (...) sería una locura que hubieran juicios individuales para cada uno de los denunciantes", declaró la ministra de Justicia en la televisión pública alemana.

 

Stoll prevé que varias decenas de miles de personas recurran a este procedimiento, mientras que en Alemania ya hubo 26.000 denuncias individuales por el Dieselgate.

 

"Volkswagen recordará el 1 de noviembre como el día en que los guantes de boxeo de los consumidores se impusieron a los guantes de terciopelo de los políticos", presumió Klaus Müller, presidente de la asociación VZBV, en declaraciones a la agencia DPA.

 

El escándalo ha tenido un coste superior a los 28.000 millones de euros (31.800 millones dólares) para Volkswagen, que reconoció haber manipulado 11 millones de vehículos.

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.