Temporada de la NFL 2021: el panorama de la Conferencia Americana

El Kickoff inaugural está más cerca que nunca, las cadenas están por moverse y los fanáticos esperan con ansias esta fecha para disfrutar la temporada de la NFL 2021. Hay 32 pretendientes en búsqueda de la gloria, llegar al Super Bowl LVI, pero solo habrá un ganador el próximo 13 de febrero en el SoFi Stadium de California.

Hemos repasado a la mitad de los equipos de la NFL. En nuestra pasada entrega analizamos a los contendientes de la Conferencia Nacional, que cuenta con los vigentes campeones, los Bucaneros.

Es momento de hablar del otro lado de la palestra, la Conferencia de Americana. Está conformada por varios equipos hambrientos de gloria y victoria que cuentan con un amplio arsenal en sus plantillas para lograrlo. Sin más preámbulo, vamos al análisis de cada uno de los conjuntos de la AFC.

Patriotas de Nueva Inglaterra: ¿Mac Jones será el sucesor de Tom Brady?

Jugadores de alto impacto: Stephon Gilmore, James White, David Andrews, Shaq Mason, Devin McCourty y Dont’a Hightower.

Jugadores por ver: Kyle Van Noy, Mac Jones, Matt Judon, Christian Barmore, Jonnu Smith, Hunter Henry, Davon Godchaux, Henry Anderson y Jalen Mills.

Esta temporada para los Patriotas prometía ser el escenario de un duelo de mariscales de campo por el puesto titular. Pero en un giro inesperado, al termino de la pretemporada, los Patriotas liberaron a Cam Newton. Lo que significa que toda la confianza estará en el novato de Alabama, Mac Jones. Él fue seleccionado en la primera ronda del Draft de este año, ha sido comparado con Tom Brady por su fisonomía y por su dinámica de lanzamiento, los aficionados de Nueva Inglaterra esperan que también emule a TB12 llevando a los Patriotas de nuevo a la postemporada.

Este movimiento es característico de Bill Belichick, considerado como uno de los mejores entrenadores de la historia y reconocido por su accionar poco ortodoxo en el manejo del roster. En la temporada baja, los Patriotas no escondieron sus intenciones y fueron atrevidos en la agencia libre. Se fortalecieron en ambos lados del balón. En la ofensiva se hicieron de los servicios de Nelson Agholor y de dos alas cerradas, Hunter Henry y Jonnu Smith; con miras a volver a implementar el sistema ofensivo exitoso de Bellichick, que insta de dos alas cerradas de primer nivel.

En la unidad defensiva, sus principales movimientos fueron la firma del apoyador estrella de los Cuervos de Baltimore, Matt Judon , el regreso de Kyle Van Noy proveniente de los Delfines de Miami y la adquisición del esquinero, Jalen Mills, ex jugador de las Águilas de Filadelfia.

La temporada anterior significó la primera sin Tom Brady después de 20 años y seis Super Tazones y efectivamente, su ausencia ‘pasó factura’. Tuvieron un desempeño irregular con Cam Newton bajo centro y concluyeron el año obteniendo siete victorias y nueve derrotas, no clasificaron a playoffs. Esta pretemporada, gracias a que fueron de los pocos equipo que utilizaron titulares, ganaron todos sus partidos. Abren la temporada regular recibiendo a sus rivales de división, los Delfines de Miami, en el Gillete Stadium. Dónde veremos un enfrentamiento entre dos ex mariscales de campo de Alabama.

Bills de Buffalo: ¿Será este el año en el que por fin se lleven el Lombardi?

Jugadores de alto impacto: Josh Allen, Micah Hyde, Tremaine Edmunds, Tre’Davious White, Stefon Diggs, Devin Singletary, Jon Feliciano, Ed Oliver, Cole Beasley y Jordan Poyer.

Jugadores por ver: Mitchell Trubisky, Emmanuel Sanders, Gregory Rousseau y Carlos Basham.

Los Bills de Buffalo gozan de un roster colmado de talento y tienen la gran oportunidad de capitalizar sus chances y eventualmente, competir por el Lombardi. Cabe recordar, que al principio de los años 90 del brazo de Jim Kelly, los Bills llegaron a cuatro Súper Tazones consecutivos, pero la suerte no estuvo de su lado y no ganaron ninguno de ellos. Los fans de Buffalo ansían por fin poder celebrar su primer campeonato y este año pueden confiar en equipo. Bajo las ordenes de Sean McDermott, el equipo se ha solidificado como uno de los equipos más fuertes de toda la Americana.

El proyecto del equipo del estado de Nueva York está cimentado en las habilidades de Josh Allen en los controles. Que en esta offseason, recibió una extensión de contrato millonaria hasta 2028, con un valor de 253 millones de dólares, esto lo convierte en el mariscal de campo mejor pagado de la liga. Se disiparon las dudas que existieron en sus primeros años en el NFL. Es la perfecta combinación de fuerza y precisión en el brazo y movilidad fuera de la bolsa, es de los jugadores más dúctiles en su posición.

No se movieron mucho en la agencia libre. Buscaron añadir profundidad a su plantel. Por ello, contrataron a Mitchell Trubisky como QB suplente y a Emmanuel Sanders como tercer receptor.

En el Draft, consiguieron más fuerza en su arsenal defensivo, al reclutar a Gregory Rousseau y a Carlos Basham. En la temporada anterior, fueron líderes del Este de la Americana y pero resultaron eliminados a manos Jefes de Kansas City en la final del Conferencia. Hay grandes expectativas de revancha pactada, que se dará en la semana 6, cuando los Bills visiten Arrowhead y a Patrick Mahomes. Terminaron la pretemporada invictos, con 3-0. En la primera semana, recibirán a los siempre complicados Acereros de Pittsburg, aunque los Bills parten como favoritos, según las apuestas.

Delfines de Miami: Todo o nada para Tua Tagovailoa

Jugadores de alto impacto: DeVante Parker, Mike Gesicki, Byron Jones y Xavien Howard.

Jugadores por ver: Tua Tagovailoa, Jaylen Waddle, Jaelan Phillips, Jevon Holland y William Fuller V.

Se esperaría que, con un récord equivalente a 10 victorias y seis derrotas, una franquicia entraría a la postemporada sin mayor dificultad, ya sea como líder de su división o como alguno de los tres comodines. Este el caso de los Delfines de Miami, que la temporada pasada registraron un récord de 10-6, pero sorpresivamente, no les alcanzó para clasificar a la siguiente ronda. Se quedaron a un partido de contender por ese último lugar, pero fueron apabullados por Josh Allen y los Bills por marcador de 56-26, en la última semana.

En las últimas temporadas, bajo la dirigencia del coach Brian Flores, los Delfines han cambiado drásticamente su trayectoria y pasaron de ser uno de los peores equipos de la NFL a una de las organizaciones más prometedoras del futuro cercano.

La campaña anterior fue el escenario de una pugna por el puesto titular, entre el veterano Ryan Fitzpatrick y el novato de Alabama, Tua Tagovailoa. Alternaron la mayor parte de temporada. Se cree que el desempeño de Tua no estuvo a la altura de las expectativas, debido a que, en 10 juegos que disputó, solo pudo conseguir 11 anotaciones y no mostró regularidad. Además, Tagovailoa cuenta con un historial de lesiones importante. Brian Flores se vio en la necesidad de relevar a Tua por Fitzpatrick en algunos encuentros. Para esta temporada, se confió plenamente en el originario de Hawaii, dejando ir a Ryan Fitzpatrick a la agencia libre.

A pesar de la incertidumbre en la posición de mariscal de campo, los Delfines tuvieron una actuación general prometedora. En la temporada baja, contrataron a Jacoby Brissett, proveniente de los Potros, para fungir como el suplente de Tua.

Su cuerpo de receptores se fortaleció considerablemente, en la agencia libre firmaron a Will Fuller V y con su primera selección del reclutamiento colegial, draftearon al novato altamente calificado de Alabama, Jaylen Waddle. A través de su segunda selección de primera ronda, consiguieron a uno de los mejores apoyadores externos de toda la clase del 2021, de nombre Jaelen Phillips. Ganaron dos encuentros de pretemporada, pero fueron vencido en 1. Abren la temporada visitando al ‘Pedro Navajas’, cuando enfrenten a los Patriotas.

Jets de Nueva York: se esperan mejorías

Jugadores de alto impacto: C.J. Mosley y Jamison Crowder.

Jugadores por ver: Carl Lawson, Zach Wilson, Alijah Vera-Tucker, Tevin Coleman, Lamarcus Joyner, Keelan Cole, Elijah Moore y Marcus Maye.

Las últimas 10 temporadas han sido escabrosas para los aficionados de los Jets, ya que llevan una década sin haber jugado un partido de playoffs. Pero la última campaña fue la más difícil de todas, terminaron con una marca de 2-14 y obtuvieron la segunda peor marca de toda la liga, solo por arriba de los Jaguares de Jacksonville. Como también, aseguraron la segunda selección del Draft del 2021. A raíz del pobre desempeño, la gerencia de los Jets fue astuta y se deshizo de sus jugadores de valor a cambio selecciones en el reclutamiento colegial y espacio en el tope salarial.

A su vez, contrataron en el puesto vacante de entrenador en jefe a Robert Saleh, ex coordinador defensivo de los 49’s y artífice importante del subcampeonato de la NFL en 2019. Con sus dos primeras selecciones en el Draft, apuntalaron la ofensiva con intenciones al futuro a corto y mediano plazo. Gracias a la segunda selección, draftearon al mariscal prospecto de BYU, Zach Wilson y con el pick número 14, obtuvieron a Alijah Vera-Tucker, liniero defensivo proveniente de USC.

En la temporada baja fueron agresivos; sus principales movimientos fueron los de Carl Lawson, Corey Davis, Tevin Coleman, Vinny Curry, Sheldon Rankins, Keelan Cole, entre otros. Todo parece indicar que será una temporada ardua para los Jets, pero se aguardan mejores resultados por los movimientos en el Draft y en la agencia libre. En la pretemporada, tuvieron un balance positivo de 2-0-1. Para su primer partido, está pactada su visita a Carolina del Norte para jugar enfrentar a las Panteras.

Los Jefes de Kansas City: la historia de la dinastía continúa

Jugadores de alto impacto: Patrick Mahomes, Tyrek Hill, Tyrann Mathieu, Chris Jones, Harrison Butker, Daniel Sorensen, Joe Thuney y Travis Kelce.

Jugadores por ver: Mecole Hardman, Orlando Brown, Clyde Edwards-Helaire, Nick Bolton y Mike Remmers.

Los Jefes de Kansas City tuvieron un final de temporada desgarrador. De nueva cuenta dominaron a la liga y consiguieron 14 victorias y tan solo do derrotas. De la mente avezada de Andy Reid, no parecía que alguien pudiera pararles. Lo que los catapultó al primer lugar de la Americana. En la postemporada, doblegaron a dos poderosos contendientes para llegar al Súper Tazón, a los Cafés de Cleveland y a los Bills de Buffalo, respectivamente.

Todo iba viento en popa, hasta que llegó la hora de disputar el partido definitivo de la temporada. Los Jefes partían como favoritos, pero bajas en la línea defensiva mermaban ese pronóstico. Al final, esas ausencias le costaron el encuentro a los Jefes, Mahomes nunca pudo plantarse en la bolsa de protección, porque tenía que escapar de la línea defensiva de los Bucaneros de Tampa Bay. El resultado final fue de 31-9. A pesar del resultado, Patrick Mahomes mostró sus dotes de movilidad y de precisión y nos regaló un espectáculo de habilidad pura.

Sus esfuerzos en la primavera, se enfocaron en fortalecer la línea ofensiva. Se deshicieron de nombres, como Eric Fisher, antigua primera selección de los Jefes en el Draft de 2013. En su lugar, por medio de un canje, contrataron a Orlando Brown, que pertenecía los Cuervos de Baltimore. En la agencia libre, consiguieron a Joe Thuney y a Mike Remmers, para rebosar el cuerpo de linieros ofensivos. Mientras que, convencieron de salir del retiro a Kyle Long, que había jugado toda su carrera con los Osos de Chicago y que estaba retirado desde inicios del 2020.

En la pretemporada, ganaron todos sus encuentros y Andy Reid aprovechó para darle sus primeros snaps del año a Patrick Mahomes. Su primer partido de la temporada regular será una reedición de su partido divisional del año pasado, en contra de Baker Mayfield y los Cafés de Cleveland en Arrowhead.

Raiders de Las Vegas: Jon Gruden y la necesidad de resultados en la actual NFL

Jugadores de alto impacto: Josh Jacobs, Derek Carr, Darren Waller , Kolton Miller y Richie Incognito.

Jugadores por ver: Casey Hayward, Henry Rugs III, Yannick Ngakoue, Solomon Thomas, Kenyan Drake, Alew Leatherwood, K.J. Wright y Trevon Moehrig.

Desde la contratación de Jon Gruden como entrenador en jefe, los fans de los ‘malosos’ esperaban mejores resultados de su equipo. ‘Chucky’ como es apodado, ganó el Super Bowl XXXVII con los Bucaneros de Tampa en 2002, coincidentemente en contra de los Raiders. Fue despedido de su trabajo en 2010 y hasta que en 2019 los Raiders lo contrataron, no había sido coordinador en jefe en la NFL, desde entonces.

Analistas critican que la forma de dirigir de Gruden es anticuada en comparación con otros entrenadores y que basa sus juicios más en habilidad deportiva nata, que en estadísticas. Tras dos temporadas al mando del equipo recién mudado a Las Vegas, no ha podido tener un récord ganador ni ha podido entrar a la postemporada. El año anterior terminando con 8-8. Era una franquicia desequilibrada, ya que contaba con un ataque entre los mejores 10 de liga y una defensa que rankeaba antepenúltima en puntos permitidos.

La ayuda defensiva era necesaria y en el Draft tomaron cartas en el asunto. De las primeras seis selecciones, con excepción de la número uno, las demás fueron del lado defensivo. Su primera elección del reclutamiento, fue Alex Leatherwood, tacle derecho de Alabama. En la agencia libre, sus adiciones más notables fueron: Yannick Ngakoue, Solomon Thomas, K.J. Wright, Peyton Barber, Kenyan Drake y Casey Hayward. Se espera una mejora ostensible de la escuadra defensiva, tomando en cuenta las adquisiciones y el cambio de coordinador defensivo, en la forma de Gus Bradley.

Tuvieron una marca de 2-1 en la pretemporada. Su primer encuentro de la temporada será el primer Monday Night Football del año, cuando reciban a los Cuervos de Baltimore en el moderno Allegiant Stadium. Que tendrá su máxima capacidad en un partido de los Raiders por primera vez, desde su inauguración, debido a la pandemia por COVID-19.

Broncos de Denver: en la búsqueda de estabilidad

Jugadores de alto impacto: Jerry Jeudy, Von Miller, Melvin Gordon III, Brandon McManus, Justin Simmons, y Garrett Bolles.

Jugadores por ver: Noah Fant, Bradley Chubb, Teddy Bridgewater, Drew Lock, Ronald Darby, Patrick Surtain II, Javonte Williams, Quinn Meinerz y Kyle Fuller.

Los Broncos de Denver han tenido años oscuros desde el retiro de Peyton Manning. No han encontrado un entrenador en jefe ni un QB que los lleve a postemporada de nueva cuenta. En las últimas dos temporadas, se apostó por Drew Lock como titular, pero su rendimiento ha sido regular y no han conseguido tener una temporada con un balance positivo. Consiguieron un récord de 5-11, de la mando de Lock y de Vic Fangio. Es una realidad que ese equipo que llegó al Super Bowl L en 2016, ha sufrido las consecuencias del tiempo y su ventana de oportunidad se ha ido reduciendo.

Se especuló que los Broncos de Denver eran los primeros candidatos para un trade por Aaron Rodgers, pero nunca se materializó y A-Rod se quedará, por lo menos, un año más con los Empacadores de Green Bay. Existe la posibilidad de que el próximo año se realice este movimiento, pero la situación de Rodgers con la gerencia de Green Bay es compleja y es impredecible determinar un escenario en el futuro cercano.

En la temporada baja, los Broncos de Denver firmaron al que eventualmente sería anunciado como su mariscal de campo titular, Teddy Bridgewater, que era parte de las Panteras de Carolina. Al igual que en la posición de QB, el conjunto de Denver invirtió en su defensiva secundaria y se convirtió en uno de los grupos de esquineros más poderosos de toda la liga en esa posición; en la agencia libre, obtuvieron a Kyle Fuller y a Ronald Darby y con su primera selección del Draft, consiguieron al ‘súper’ prospecto, Patrick Surtain II. Vic Fangio es considerado como un coach defensivo y busca hacer realidad la conocida frase: ‘la defensa gana campeonatos.’

Ganaron sus tres partidos de pretemporada, dónde Bridgewater mostró sus aptitudes para ser considerado el titular. Abren la temporada, visitando a los Gigantes de Nueva York, en el Metlife Stadium.

Cargadores de Los Ángeles: Justin Herbert la ayuda va en camino

Jugadores de alto impacto: Justin Herbert, Austin Ekeler, Keenan Allen, Jared Cook, Corey Linsley, Joey Bosa y Chris Harris Jr.

Jugadores por ver: Kenneth Murray, Asante Samuel Jr, Rashawn Slater y Derwin James.

La temporada anterior sufrieron una serie de derrotas dolorosas, la mayoría por márgenes de menos de una anotación y en otros encuentros de manera inesperada perdían la ventaja en el último momento. Lo que desencadenó en la eliminación matemática del equipo en la semana 13. Posterior a esta semana, el equipo enfiló cinco victorias consecutivas, gracias en gran parte a la labor del novato de Oregón, Justin Herbert. Pero no fue suficiente para clasificar, ni para salvar el puesto del entrenador en jefe, Anthony Lynn. La irrupción de Herbert como QB estrella es el punto a destacar de la temporada anterior.

Contrataron a Brandon Staley como nuevo coach y duplicaron sus esfuerzos para mejorar esta temporada 2021, al firmar a Corey Linsley, anteriormente centro estrella de los Empacadores de Green Bay, ahora será el encargado de proteger al joven mariscal de campo. En el Draft, con la decimotercera selección, confirmaron su fuerte interés por proteger a su QB y reclutaron a Rashawn Slater proveniente de Northwestern. Además, para suplir la perdida de Hunter Henry, firmaron al ala cerrada veterano, Jared Cook. Tendrán de regreso a Austin Ekeler en el backfield, después de recuperarse de las lesiones.

Los Cargadores dan la impresión de ser un posible ‘caballo negro’ y de poder competirle a los Jefes el liderato de la división. Eso sí, lo que es seguro, es que veremos a dos talentosos mariscales de campo dos veces esta temporada, enfrascándose en un duelo de titanes. En la pretemporada, ganaron solo en una ocasión y perdieron sus últimos encuentros. Para comenzar actividades, visitarán al equipo de Washington.

De Chargers

Jaguares de Jacksonville: comienza la era Meyer-Lawrence

Jugadores de alto impacto: Josh Allen, DJ Chark, Myles Jack y James Robinson.

Jugadores por ver: Trevor Lawrence, K’Lavon Chaisson, CJ Henderson, Travis Etienne Jr, Shaquill Griffin, Marvin Jones Jr, Tyson Campbell y Laviska Shenault.

El año pasado, los Jaguares de Jacksonville tuvieron el peor récord de toda la NFL, pero ese hito negativo tuvo una recompensa, la primera selección global del Draft 2021. La decisión parecía clara meses antes del día del reclutamiento, los Jaguares irían por uno de los mejores prospectos de toda la historia del colegial, Trevor Lawrence. Si alguna vez se hubiera pensado en el mariscal de campo con ‘cualidades’ físicas perfectas, el ex QB de Clemson sería el indicado. Confían plenamente en él, por lo que, liberaron al QB titular del año anterior, Gardner Minshew.

Para complementar la llegada de Trevor Lawrence a Jacksonville, la gerencia general de la franquicia fue en busca de Urban Meyer, uno de los entrenadores en jefe más ganadores en el colegial y una mente privilegiada en el sector ofensivo. En su trayectoria en la NCAA, dirigió a universidades como Utah, Miami y finalmente, Ohio en estos últimos años. Consiguió tres campeonatos nacionales y una marca de 187 partidos ganados y 32 derrotas. Pero ser exitoso en el nivel universitario, no significa que un head coach o un jugador mantendrán esa misma trayectoria positiva. En el caso de entrenadores en jefe, hay ejemplo preciso, es el caso de Nick Saban; que cuando probó su suerte en la NFL no tuvo los resultados que ha llegado a tener en el colegial.

Por lo anterior, los Jaguares son la historia de la temporada 2021, puede ser un tándem que cimbre a la NFL desde sus cimientos y lleve al equipo a su primer Super Tazón. En esta agencia libre y en las rondas posteriores del reclutamiento, tuvieron una orientación primordialmente defensiva, al firmar a Shaquill Griffin, Tyson Campbell, Andre Cisco, Roy Robertson-Harris y Rayshawn Jenkins. Con su segunda selección del Draft, reclutaron al corredor de Clemson en los tiempos de Lawrence en la universidad, Travis Etienne Jr, para tratar de emular la ofensiva portentosa de los tigres. También consiguieron al experimentado receptor, Marvin Jones Jr, en la agencia libre.

En la pretemporada tuvieron récord negativo de 1-2. Empiezan la temporada regular en contra de un rival, en el papel, asequible; visitan a sus rivales de división, los Texanos de Houston en el NRG Stadium.

Titanes de Tennessee: una ofensiva explosiva, que necesitará de su defensa

Jugadores de alto impacto: Derrick Henry, Ryan Tanehill, Julio Jones, A.J. Brown, Jeffery Simmons, Nate Davis y Kevin Byard.

Jugadores por ver: Caleb Farley, Dillon Radunz, Bud Dupree, Janoris Jenkins y Josh Reynolds.

Los Titanes de Tennessee llegan a esta temporada con las pilas recargadas y con el anhelo de poder solidificar su dominio. En las dos temporadas anteriores, fueron uno de los equipos más dominantes ofensivamente. Con la doble amenaza de Derrick Henry por tierra y de Ryan Tanehill ejecutando el play action, los Titanes partían como fuertes contendientes para llegar a la tierra prometida. En 2019, se quedaron a un paso del gran partido, siendo eliminados por los eventuales campeones Jefes de Kansas City y la campaña anterior, sus chances se vieron mermadas, cuando fueron eliminados por los Cuervos de Baltimore en el partido por el comodín. Siempre podrán confiar en las piernas de Derrick Henry, que se ha convertido en una fuerza incomparable en el ataque de Tennesee.

Durante la temporada baja perdieron algunos jugadores importantes, como Jonnu Smith y Corey Davis, pero se fortalecieron con la llegada de Bud Dupree, Janoris Jenkins y de Josh Reynolds. Pero la adición más importante de todas, fue Julio Jones, un talento generacional y posiblemente, el mejor receptor de los últimos 10 años. Toda su carrera había sido parte de los Halcones de Atlanta y fue adquirido por los Titanes, por medio de un canje. A sus 32 años, la organización de los Titanes espera que siga teniendo esa magia que lo ha llevado a 7 Pro Browls. De ser así, la mancuerna de Derrick Henry y de Julio Jones será inaudita e imperdible.

En el Draft, buscaron mejorar su defensiva secundaria, por lo que reclutaron a Caleb Farley de Virginia Tech. La interrogante de esta franquicia recae en el accionar de su defensa a lo largo de la temporada. Tuvieron un récord 2-1 en los encuentros preliminares. Inician este año enfrentado a los Cardenales de Arizona en casa; es uno de los encuentros que no te puedes perder en esta primera semana.

Texanos de Houston: la tormenta aún no acaba

Jugadores de alto impacto: Laremy Tunsil, Marcus Cannon y Whitney Mercilus.

Jugadores por ver: Tyrod Taylor, Mark Ingram II, Brandin Cooks y Phillip Lindsay.

El panorama es sombrío para los Texanos de Houston y no aparenta mejorar a corto o mediano plazo. En las postrimerías de la campaña 2020, su mariscal de campo franquicia, Deshaun Watson, seleccionado al Pro Bowl el año anterior a pesar de un récord de 4-12, expresó su intención de irse de la organización. La gerencia de los Texanos se negó vehemente a un canje o a cortarlo, ya que implicaría tragar gran parte del espacio salarial por un jugador que no se desempeña en la organización.

Posteriormente, la situación tomó un giro inesperado, cuando surgieron numerosas denuncias por acoso sexual en contra del jugador, lo que desencadenaría en una investigación federal por parte del FBI. Los Texanos mantuvieron a Watson en el roster mientras se desarrolla la averiguación y se determina el curso a seguir por parte de la NFL.

Para esta temporada, los Texanos estrenan entrenador en jefe en la forma de David Culley, ex asistente en los Cuervos de Baltimore. En la temporada baja, la organización no tuvo un margen de maniobra. Otra pieza fundamental forzó su salida de Houston, J.J. Watt mostró su descontento con los planes a futuro de la organización y partió con dirección a Arizona. Pudieron hacerse de los servicios del mariscal de campo veterano, Tyrod Taylor y contrataron a tres corredores experimentados, que son: Mark Ingram II, Phillip Lindsay y Rex Burkhead.

No tuvieron ninguna selección en el Draft en las dos primeras rondas, por el canje de Laremy Tunsil años atrás. En la pretemporada tuvieron un balance positivo, al contar con dos victorias y un descalabro. Empiezan esta temporada de la NFL 2021, enfrentando a los Jaguares de Jacksonville de locales.

Acereros de Pittsburg: ¿Será la última temporada de ‘Big Ben’?

Jugadores de alto impacto: Ben Roethlisberger, Mincah Fitzpatrick, Cameron Heyward, Erick Ebron, Stephon Tuitt y T.J. Watt.

Jugadores por ver: Najee Harris, Pat Freiermuth. Chase Claypool, JuJu Smith-Schuster y Devin Bush.

El calendario de los Acereros de Pittsburg es considerado el segundo más difícil de toda la NFL y en gran medida, gracias a que en su división hay 4 contendientes a la postemporada. A su vez, todo parece indicar que esta puede ser de las últimas temporadas de ‘Big Ben’, sino es que la última. La temporada anterior tuvieron una racha impresionante de 11-0, pero terminaron la campaña regular, perdiendo cuatro partidos de cinco. En la ronda de comodines, fueron eliminados por los Cafés de Cleveland, en un encuentro vertiginoso y desilusionante para la ‘Steeler Nation‘.

Durante la temporada baja, el plantel tuvo perdidas considerables en la agencia libre, tal es el caso de Bud Dupree y de Alejandro Villanueva. Entrarán a este año con una línea ofensiva completamente renovada, gracias a situaciones, como el retiro del centro Maurkice Pouncey. También perdieron arsenal defensivo titular, con nombres de la talla del ya mencionado Dupree y Mike Hilton.

En el Draft, agendaron un área que adolecieron la temporada pasada, los corredores. Reclutaron a Najee Harris con la selección número 14. El equipo de Mike Tomlin tendrá mucho que trabajar para poder competirle palmo a palmo a los otros titanes de su conferencia y especialmente de su división. Cerraron la pretemporada con una marca equivalente a 3-1; tuvieron un partido extra por el encuentro del Salón de la Fama. Para su encuentro de la semana uno, está pactado que visiten a los Bills de Buffalo.

Cuervos de Baltimore: Lamar necesita dar el paso al frente

Jugadores de alto impacto: Calais Campbell, Mark Andrews, Justin Tucker, Marlon Humphrey, Ronnie Staley, Kevin Zeitler, Marquise Brown, Sammy Watkins y Marcus Peters.

Jugadores por ver: Lamar Jackson, Le’Veon Bell, Rashod Bateman, Alejandro Villanueva, Gus Edwards, Odafe Oweh y Tyus Bowser.

Es innegable el talento exorbitante de Lamar Jackson, ha cimbrado a toda la liga desde su llegada a ella en 2018. De sus habilidades, los Cuervos de Baltimore han clasificado a postemporada por tres años consecutivos. Pero su desempeño se ha quedado corto en los playoffs . La temporada pasada tuvieron un récord de 11-5 y surgieron dudas sobre el brazo de Lamar.

Las defensivas de la NFL se adaptaron a su estilo de juego y lo han forzado a mantenerse en la bolsa de protección, imposibilitándolo de aprovechar su velocidad y su agilidad. Fueron rankeados como la ofensiva número 32 en el juego aéreo. Por otra parte, la defensa de Baltimore fue un bastión durante todo el año. Por ello, clasificaron a la ronda divisional, tras eliminar a los Titanes de Tennessee en el comodín. Pero fueron derrotados por los Bills, con un marcador de 3-17. Un claro indicativo de la situación defensiva y ofensiva de los Cuervos. Pudieron contrarrestar a una ofensiva poderosa, como la de los Bills, pero solo pudieron anotar tres puntos.

Para esta campaña, los Cuervos invirtieron en su línea ofensiva al contratar a Alejandro Villanueva, Kevin Zeitler y el cuerpo de receptores abiertos al firmar a Sammy Watkins. En el reclutamiento colegial, seleccionaron a Rashod Bateman en la primera ronda, proveniente de Minnesota; agregando una dimensión más a su juego aéreo. Con su segunda selección de la primer día, fortalecieron la posición de apoyadores internos, tras firmar a Odafe Oweh de Penn State.

La planeación ofensiva de la temporada se vio gravemente afectada, al darse a conocer que su corredor estrella J.K. Dobbins se perdería la temporada por lesión. La segunda opción, Justice Hill, también fue víctima de una afectación física. Por lo que, los acarreos estarán a cargo de Gus Edwards y de Lamar Jackson. Le’Veon Bell fue contratado por los Cuervos como otra posible opción, pero aún no se sabe qué rol tendrá en el esquema de John Harbaugh y de Greg Roman.

Cerraron la pretemporada de tres victorias y ninguna derrota. En su primer partido de la temporada regular, visitarán el Allegiant Stadium y a los Raiders de las Vegas.

Cafés de Cleveland: la reconstrucción ha terminado, siguiente paso la cima de la NFL

Jugadores de alto impacto: Baker Mayfield, Nick Chubb, Karem Hunt, Myles Garrett, Odell Beckham Jr., Jack Conklin, Joel Bitonio, Jarvis Landry, Austin Hooper y Denzel Ward.

Jugadores por ver: Jadeveon Clowney, Greg Newsome II, John Johson III y Jeremiah Owusu-Koramoah.

Es extraño decirlo, pero los Cafés de Cleveland cuentan con uno de los mejores rosters de toda la NFL y son candidatos legítimos para contender por un lugar en el Súper Tazón. La temporada pasada terminaron una sequía de 18 años sin llegar a la postemporada, gracias a un récord de 11-5. Acto seguido, los Cafés derrotaron a los Acereros de Pittsburg en la ronda de comodines, logrando así, su primera victoria en playoffs desde 1989. El sueño llegó a su fin en el divisional, cuando fueron doblegados por los Jefes de Kansas City con parciales de 17-22.

La plantilla de los Cafés de Cleveland está abarrotada en cada posición . Sus principales armas están en el pass rush y en el tándem de corredores. En esta pretemporada, fortalecieron su defensa al firmar a John Johnson III, Takkarist Mckinley, Jadeveon Clowney, Antony Walker y a Malik Jackson. Mientras que, en el Draft reclutaron al prospecto estrella Greg Newsome II proveniente de Northwestern. Crearon un dúo de cuidado en el equipo de esquineros, al juntar a Newsome con Denzel Ward.

Kevin Stefanski resultó ser el salvador de la franquicia. Convirtió a Baker Mayfield de un posible fracaso a un QB de élite. Tienen una ofensiva posiblemente letal y capaz de poner en problemas a cualquier defensa. Resultaron invictos en la pretemporada y tratarán de extender esta buen racha en la temporada regular, será una visita complicada a Kansas City enfrentando a los Jefes.

Bengalíes de Cincinnati: la segunda oportunidad para Joe Burrow

Jugadores de alto impacto: Joe Mixon, Tyler Boyd y Trae Waynes.

Jugadores por ver: Joe Burrow, Eli Apple, Ja’Marr Chase, Chidobe Awuzie, Larry Anjobi y Ryley Reiff.

Será la tercera temporada de Zac Taylor al frente de los Bengalíes de Cincinnati, hasta esta temporada no ha podido conseguir un récord positivo y ya han sido cinco años desde su última aparición en postemporada. La suerte de la franquicia parecía cambiar cuando draftearon a Joe Burrow con la primera selección. Pero los Bengalíes no protegieron a su mariscal de campo estrella y saldría lesionado a la mitad de la temporada y no regresaría.

En la agencia libre, contrataron a nombres como Eli Apple, Chidobe Awuzie, Larry Anjobi, Trey Hendrickson y Mike Hilton, para fortalecer a su defensa. Para el Draft de este año, para suplir la baja de A.J. Green, contrataron al receptor altamente calificado, Ja’Marr Chase y se espera que la unión de Burrow y Chase otorgue grandes dividendos.

En el papel, parten como el equipo más débil de su división, pero con la habilidad de Joe Burrow todo es posible. Cabe recordar que fue uno de los mariscales de campos más dominantes de los últimos años en el colegial. En la pretemporada tuvieron una marca negativa de 1-2. Abrirán actividades, al enfrentar de locales a los Vikingos de Minnesota.

Related posts

Seminario de Líderes Sociales: dosis de motivación y reflexión

Kenia Estrada