LOG IN

Foto: Netflix

Sustancias prohibidas, Rusia, corrupción y deporte en Ícaro, el documental

por Daniel Hermar

22 febrero 2021

Si eres una persona tan mortal y común como nosotros, probablemente te sorprendas cada vez que observas la labor de los atletas olímpicos, quienes aparentan tener una condición más allá de lo humano. ¿Pero qué pasaría si te dijera que muchos de ellos consumen sustancias prohibidas? Lo sabemos, esta es una acusación extraordinaria que necesita pruebas extraordinarias. Así pues, aquellas pruebas se evidencian en el documental “Ícaro” hecho por el director y productor Bryan Fogel. 

Pero este documental, el cual fue el mejor en su categoría y ganador en los Óscar 2018, realmente no se centra únicamente en la cuestión física y deportiva, sino que va más allá del tema explorando la corrupción y las causas estatales de este grave y amargo asunto.

Ícaro, en busca de la verdad

El título del documental hace una perfecta referencia al llamarlo con ese nombre, Ícaro. Este era personaje de la mitología griega que fue hijo del arquitecto Dédalo, el cual huyó del laberinto del minotauro con la ayuda de unas alas de plumas y cera. Pero al acercarse demasiado al sol se derritió la cera, cayó al mar y fracasó.

""

Ahora bien, este trabajo es una especie de blog en el que Bryan Fogel comienza una travesía con el ex director del laboratorio olímpico de Moscú, Grigory Rodchenkov. La aventura comienza cuando Bryan contacta al experimentado químico para pedir su ayuda y mejorar su rendimiento para la carrera de ciclismo “Haute Route” consumiendo ciertos químicos.

Esta idea de Bryan, parte de la premisa de que sí deportistas como Lance Armstrong han podido doparse y pasar todos los test antidopaje, probablemente cualquiera lo pueda hacer, aunque no de una manera tan sencilla. Por esa razón decidió exhibir la farsa de las regulaciones de los deportistas olímpicos junto con el prestigioso químico Grigory Rodchenkov.

Una razón curiosa

La pieza clave es el Doctor Grigory Rodchenkov, quien curiosamente no solo era el jefe del laboratorio que supervisaba los controles antidopaje en los Juegos Olímpicos, si no que también estaba siendo investigado por la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) por el escándalo de dopaje en Rusia. 

¿Pero por qué aceptaría participar en él? Pues básicamente para no ser asesinado por el Gobierno autoritario de Vladimir Putin y poder dar a conocer la verdad de aquel plan detallado que pretendió subir la popularidad del dictador Vladimir Putin. Arriesgando su vida, a su familia y su seguridad financiera… 

Emocionalmente impactante 

Esta película documental es realmente una montaña rusa de emociones que revolverá tus sentimientos y perspectivas. Tanto Grigory como Bryan, son personajes carismáticos con los que podemos empatizar desde un principio. 

Pero no solo es eso, también nos muestra una realidad tan amarga que parece una historia de ficción, pero lamentablemente retrata una parte del mundo en el que vivimos, un mundo que tal vez desconozcas. 

Ficha técnica

Título (original y español): Icarus (Ícaro). Año: 2017. País: Estados Unidos. Género: Documental. Duración: 2 horas. Director: Bryan Fogel. ¿Dónde ver? Netflix


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter