11

Si gana Marko Cortés, no lo voy a reconocer: Ernesto Ruffo Appel

11 octubre 2018 por Sergio Cuauhtémoc Sánchez Aguilar

El Partido Acción Nacional (PAN) renovará su dirigencia en un mes, el próximo 11 de noviembre, en un proceso que ha sido cuestionado por diversas figuras blanquiazules, como el diputado y exgobernador de Baja California Ernesto Ruffo Appel.

El también exsenador buscó registrarse como candidato a esta dirigencia; sin embargo, no logró juntar el número de firmas requeridas. Pese a este revés, expresó en entrevista con MediosUP, que su participación no ha terminado en la contienda interna.

“Ahora, los que estamos en contra de la captura corporativa del partido, José Luis Espinosa Piña (ver entrevista) y mi persona, hemos decidido unirnos alrededor de quien sí logró las firmas de apoyo, Manuel Gómez Morín del Río, a pesar del proceso mañoso y difícil”, señaló.

Ruffo Appel, quien en 1989 se convirtió en el primer Mandatario estatal que no pertenecía al Partido Revolucionario Institucional (PRI), reprobó el número de apoyos solicitadas, 28 mil, para poder aspirar a la dirigencia panista.  

“(El número de firmas) está establecido en los estatutos, en los cuales se hizo una reforma para precisamente empezar a instalar el control”, denunció. “¿Quién lo hizo? la cúpula, por eso hablamos de una rebelión en contra de las cúpulas porque lo que quieren es no dejar el poder”.

Dentro de esta cúpula, el exgobernador ubica al excandidato presidencial, Ricardo Anaya, y a quien cataloga como su candidato a la dirigencia blanquiazul, el coordinador de los diputados del PAN en la pasada legislatura, Marko Cortés.

Ruffo Appel negó la posibilidad de dialogar con el grupo de Anaya, en aras de unificar al partido, o de apoyar a Cortés, quien tiene 71 por ciento de las preferencias, según una encuesta de Massive Caller levantada el septiembre.

“Ya dije que, si gana Marko Cortés, yo no lo voy a reconocer”, sentenció el entrevistado. 

 

De la pesca a la política

Desde joven, Ruffo Appel laboró en Baja California en distintas empresas relacionadas con la pesca. Sin embargo, a inicios de los 80, inició su carrera política, en búsqueda de resolver diversos problemas a los que se enfrentaba día con día.

 “Cuando trabajaba en la industria pesquera, el sindicato del puerto nos cobraba la descarga de la captura, sin hacerla, ante esto, demandé al Gobierno Federal, pedí amparo y ningún abogado me quería defender”, contó. “Quien se animó, resulto ser un abogado del Partido Acción Nacional, Don Salvador Rosas Magañón, ganamos el amparo, sin embargo, el poder ejecutivo federal no lo quiso obedecer”.

Dentro del PAN, buscaría hacer frente a lo que califica como la “realidad feudal” que se vive en el país.

“En la política nacional, todo está acordado y esta manera feudal del control político de la vida pública es por lo que hemos estado luchando hasta la fecha, en contra de los intereses para conservar beneficios”, explicó.

Gracias a su acercamiento a las juntas del Cómite Directivo Municipal del PAN en Ensenada, Baja California, comprendió los principios y fundamentos de la visión ciudadana del partido.

“El PAN es un partido humanista, con base en la dignidad de la persona humana”, expresó. “A veces, nos tildan de derecha, por la manera de nuestras propuestas referentes a la economía, pero lo esencial en Acción Nacional es la persona, de donde se finca y se construye todo el edificio de la visión panista”.

 

 El momento de actuar desde el Congreso

Como diputado de la LXVI legislatura, Ruffo Appel tendrá que hacer frente a una bancada de Morena con mayoría absoluta.

En este contexto, precisó, el blanquiazul debe mantenerse firme en sus principios, y no prestarse a acuerdos contrarios a los intereses de la sociedad.

“El partido es de ciudadanos, no de una pandilla que controla, y de interesados que quieren vender a esta oposición democrática, que debería de ser el PAN”, exclamó.

Sobre su futuro en la Cámara de Diputados, Ruffo Appel destacó su experiencia en distintos rubros, desde la pesca hasta la rendición de cuentas: Tengo mucha experiencia, ya he sido presidente de comisiones, no sé si el grupo me vaya a promover para alguna en específico”.

Sin embargo, enfatizó en la necesidad de impulsar un fiscal autónomo.

 “Ahí es donde empieza precisamente la forma de vivir las instituciones y no que te comande el Presidente de la República desde los Pinos; parece que ahora será desde Palacio Nacional, el Presidente electo López Obrador dijo que necesita solo un catre y una hamaca”.

Después de haber platicado sobre temas políticos, el panista accedió a responder una serie de preguntas para conocerlo mejor.

Pregunta: ¿Las quesadillas van con queso o sin queso?

Respuesta: Con queso.

¿Perros o gatos?

Ah, los perros, me encantan.

¿Benito Juárez o Porfirio Díaz?

¡Ay, caray!, son dos personajes, ambos oaxaqueños, que se les debe de guardar un lugar privilegiado en la historia nacional. No hay duda que Benito Juárez es el conceptualizador de la República, pero debemos ver a Porfirio Díaz como un general que actuó por México.

¿Comida amarga o dulce?

Pues fíjate que a mí me gusta lo agridulce, un punto medio.

¿Torta de tamal o de chilaquiles?

¡Ay, caray!, yo como muy ligero, ninguna de las dos. Yo les digo, ¿ustedes no van a comer ni cenar o qué?

¿Republicano o demócrata?

Ambas cosas, ya ando como con lo del agridulce, te escojo las dos.

¿Esquites o elote?

Elote.

¿Con chile del que pica o del que no pica?

No pues, me gusta ponerle poquita mayonesa y chilito de ese en polvo y qué sabrosos son tatemados. Del que pica.

 

Sergio Sánchez

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.