11

Roberto Girault cumple sus sueños una vez más

15 octubre 2015 por
Igual que hace seis años, cuando El Estudiante tocó los corazones de millones en México y el mundo, llega Roberto Girault –junto con Olivia Olivia Núñez y Miguel Serrano– con Ilusiones S.A., una experiencia que pretende brindar esperanza a todo aquél que se atreva a vivirla. Protagonizada por Jaime Camil, Roberto D’Amico, Andriana Louvier y Silvia Mariscal y situada en Campeche en los años cincuenta, Ilusiones S.A. es una adaptación de la obra de teatro de Alejandro Casona Los árboles mueren de pie. Cuenta la historia del señor Balboa, un hombre mayor que ha pasado 20 años escribiendo cartas ficticias haciéndose pasar por su nieto Mauricio, quien, tras irse de la casa a los 16 años, se ha convertido en un delincuente. Con estas cartas Balboa ha mantenido a su esposa feliz, haciéndola creer que su nieto se ha reformado y vive contento. Aunque la conciencia del Sr. Balboa le reprime de vez en cuando, este se conforma con ver a su esposa tranquila, aunque sea una realidad de humo. El problema llega cuando el verdadero Mauricio manda un telegrama diciendo que regresará. Entonces el abuelo contrata a Ilusiones S.A., empresa dedicada a crear fantasías, para que lo saquen de apuros. El pasado martes 29 de septiembre desfilaron en la alfombra roja, en Plaza Carso, Polanco, junto con otras celebridades mexicanas, el elenco, el director y los productores, habiendo ofrecido una conferencia de prensa esa misma mañana durante la cual hablaron a los medios contándoles sobre su experiencia al hacer esta película y su opinión sobre ella. El ambiente era amigable, los actores, el director y la productora parecen haber formado una familia de verdad. Jaime Camil no paraba de dirigirse a Roberto D’Amico, diciéndole que “es su fan”. Silvia Mariscal, quien en las pantallas hace el papel de la abuela, en vida real realmente nos recuerda a una cariñosa abuelita pues irradiaba ternura. Olivia Núñez demostró su gran pasión por el proyecto, pues al hablar de él contagió la felicidad e inspiración que traerá a cualquiera que vaya a ver esta película. Entre las cosas que se dijeron aquella mañana, el director de Ilusiones S.A. reveló las complicaciones de transformar teatro en cine, ya que en una obra el elemento principal para contar una historia es el diálogo, pero en el cine se debe explotar el vestuario, la edición, la música y las diferentes escenografías. Dijo que lo difícil es “encontrar ese meollo, que te permita realmente transmitir la experiencia”.

Adriana Louvier, Roberto Girault y Jaime Camil en conferencia de prensa | Foto: María José Muñoz

Explicaron que no se dejó el título original porque la intención era llegar a un público más joven. Además, contaron anécdotas graciosas sobre las complicaciones de trabajar en Campeche a más de cuarenta grados. Jaime Camil dijo que estaba muy contento de trabajar de nuevo en México, pese a su éxito en Estados Unidos. Declaró que jamás le dará la espalda a su país y que estará en donde le den la bendición de tener trabajo. Los actores hablaron de la disyuntiva de ilusiones o mentiras contra la verdad tal y cómo es. Jaime Camil dijo que al final la película establece que las mentiras “tienen pies cortos”, y que aunque “estamos de acuerdo en mentiras piadosas, la verdad siempre sale a la luz. Pero finalmente esa mentira fue la que los llevó a descubrir la verdad”. Concluyeron que la verdad vista a través del amor es lo que realmente llevó a los personajes a la felicidad verdadera.

Adriana Louvier, Roberto Girault y Jaime Camil en conferencia de prensa | Foto: María José Muñoz

Le preguntamos a Girault cuáles fueron los principales retos que implicó mostrar a la verdad como protagonista y tema central de la historia. A lo que él contestó: El tema de la película es toda la discusión entre la verdad y la fantasía, entre la ilusión y lo que nos sucede. Llega un punto en donde ya no fue el tema de tratar de mostrar tanto la verdad sino de tratar de convertir la verdad en una ilusión y eso era lo que tratamos de hacer con ‘el director’, el personaje de Jaime Camil. Él siempre trató de llevar ilusiones fantásticas para crear realidades paralelas a gente que lo necesitara y de repente le sucede a él que su realidad la empieza a convertir en una ilusión y se empieza a enamorar gracias a la ternura de la abuela”. Posteriormente les preguntamos todos los representantes de Ilusiones S.A. si ellos contratarían a esta empresa encargada de crear fantasías. La mayoría contestó que no, porque prefiere conocer la verdad por más dolorosa que sea. Jaime Camil dijo que sí se animaría a vivir esa aventura y a contratarlos, aunque le emocionaría más la idea de trabajar en ella. Sin embargo, fue Olivia Nuñez la que cautivó nuestra atención, al decir: “Yo ya la contraté. Esta empresa, estos ilusionistas convirtieron mi sueño en realidad y no me arrepiento ni medio minuto porque cuando la realidad ya no es una fantasía solamente, ese juego de seguir soñando se alimenta. Yo aquí tengo un equipo de ilusionistas y nada más grande me pudo haber pasado. Ya, contratada”. En la noche la alfombra roja fue un momento deslumbrante. Los creadores y protagonistas de Ilusiones S.A.llegaron a Plaza Carso rodeados de sus seres queridos, y de muchas otras estrellas de cine. Las amistades que se han ido formando a lo largo de los años dentro de la industria del cine, y muy particularmente durante la creación de esta película, fueron los invitados de honor en las sonrisas de los presentes. Ilusiones S.A. es una película muy bien hecha y realmente conmovedora. Cualquiera que vaya a verla saldrá inspirado, con una sonrisa, o bien, con el planteamiento de un debate muy interesante a tratar.

María Bolio Benítez (@mariabolioo) y María José Muñoz

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.