Media Lab

En vivo

LOG IN

¡Queremos que dejes de reciclar!

por Alejandra Somohano Portillo

20 mayo 2019

¿Quieres saber por qué? Es muy simple: nuestro planeta está actualmente bajo un terrible problema de plástico. Queremos que te enfoques menos en reciclar, y más en reducir. Esto ya no es un simulacro, la infestación de plástico se está esparciendo más rápido y más grande de lo que imaginas contaminando el ambiente y ocupando territorios de nuestro planeta. Queremos que nos ayudes a cortar de raíz este problema y no buscar hacer un ciclo que difícilmente se da.

Se han producido más de 82 mil millones de toneladas de plástico desde los 50 (equivale a 822 mil veces la torre Eiffel) y más de un 60% de todo esto sigue en nuestro planeta. Apenas un 9% de todo el plástico que se produce es reciclado, y 50% de lo que está dentro de los botes de reciclaje, no es reciclado.

Para que un artículo sea reciclado debe ser separado, procesado, financiado y puesto en el mercado, pero si alguien no lo compra en realidad no está siendo reciclado. Además de que muchos de los productos que se llevan a reciclar no son reusables, puesto que muchos no están en completas condiciones, o ya han liberado demasiados químicos (por estar expuestos a calor o bacterias) que puede contaminar cualquier contenido que se le quiera poner. Esto hace que ciertos productos de plástico no sean reusables y sean enviados a basureros y tiraderos. Pero últimamente, estos lugares no están aceptando tanto plástico como antes, lo que deja la industria del reciclaje en crisis, y llevando muchos desperdicios a ocupar nuestras tierras, nuestros bosques y océanos. Así es como muchas especies marinas están en peligro, o ya han desaparecido de nuestro planeta y son reemplazadas por el plástico. Actualmente existe una bola masiva de desperdicios de plástico en el pacífico llamada “la isla de la basura” y es el doble del tamaño de Texas. ¿Te imaginas? Aún con todo este plástico que tenemos de sobra, seguimos produciendo por negocio, que da billones de dólares.

Por todo lo anterior, te pedimos que no busques reciclar los productos de plástico que te encuentres. Sino que pienses más en reducir su uso. ¿Te has puesto a pensar cuántos productos de plástico hay en tu casa y que usas todos lo días? o ¿cuánto plástico está dentro de tus bolsas de basura? Si piensas en todo esto, te darás cuenta que tu rutina diaria está repleta de plástico. Hay muchos materiales para usar en lugar de plástico, como cristal, metal, aluminio, acero inoxidable, cobre, bambú, corcho, lino, algodón orgánico, cerámica, arcilla, cáñamo (fibra natural de las plantas) y muchos otros que contribuyen a la ecología y evitan contaminación de plástico. Algunas acciones que puedes hacer para empezar a reducir de forma eficiente tu uso de plástico son:

Di no a popotes de plástico.
Lleva tu propia bolsa de tela al súper.
Pide “para comer aquí”.
Lleva tu propia botella de agua y termos reusables.
Lleva tus propios cubiertos y/o popotes reusables.
Empaca comida y sobras en contenedores reusables.
Compra productos que usen materiales distintos al plástico.

Vivimos en un planeta maravilloso y lleno de maravillas dentro de sus océanos, bosques y tierras, y su naturaleza tiene muchas especies de animales y plantas que ofrecer. No dejemos que el plástico se convierta en aquel monstruo que lo reemplace todo y lleguemos a un punto donde dar vuelta atrás sea imposible. Si queremos seguir viviendo en este planeta, hay que cuidarlo ahora. Te pedimos que te enfoques en reducir y apoyes a dar inicio a una solución que en verdad pueda cambiar el mundo y lo haga más óptimo para los que la habitan hoy y mañana. No es tan difícil hacer el cambio, y cuando lo hagamos todos, se convertirá en lo más increíble del mundo. No empieces mañana, no empieces después, empecemos hoy y ahora. ¿Nos ayudas?


Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter