¿Qué hacer si estás cerca de un huracán?

Oficialmente comenzó la temporada de huracanes 2021, por esa razón se debe de estar alerta de las actualizaciones del Gobierno sobre posibles ciclones y tener un plan de acción en caso de emergencia por la presencia de un huracán.

Esta semana se anunció la llegada de ‘Grace‘ a tierras mexicanas, un huracán categoría 1. La madrugada del 19 de agosto del 2021, tocó tierra en el puerto Tulum, en el estado de Quintana Roo. Se tuvo que evacuar la zona y se tomaron medidas pertinentes, coordinadas por Protección Civil; mientras que se emitió una alerta roja en las zonas aledañas a su entrada y en el mismo puerto. Se cancelaron una cantidad abundante de vuelos con destino a Cancún.

Su trayectoria cruzará la República Mexicana de costa a costa. Por lo que, se esperan lluvias y una reducción en las temperaturas en el centro del país, durante el fin de semana. Te contamos todo lo que debes tomar en consideración, en caso de un huracán.

¿Qué recomiendan las autoridades en caso de un huracán?

En primer instancia tenemos que estar monitoreando constantemente las actualizaciones de Protección Civil de tu estado en redes sociales, para determinar la dirección y comportamiento de un posible ciclón. Siempre se tiene que buscar la forma de mantenerse informado en todo momento. Si tu casa es considerada segura, las recomendaciones de las autoridades son las siguientes:

  • Juntar todos los documentos esenciales de las personas que viven en tu hogar y tenerlos a disposición en caso de cualquier eventualidad.
  • Recolectar víveres no perecederos, como productos enlatados.
  • Tener a la mano suministros de emergencia. Principalmente papel higiénico, linternas, algún dispositivo de comunicación y medicamentos.
  • Siempre tratar de tener agua embotellada y tratar de evitar agua estancada.
  • Tener a tus mascotas contigo o conseguir un lugar seguro para ellos.
  • Desconectar todos los aparatos eléctricos y apagar los calentadores de gas.
  • Cerrar todas las ventanas y alejarse de ellas. Si es posible taparlas con sus cortinas o con un refuerzo, así en caso de que se rompan los cristales, sean contenidos.
  • Fijar artefactos sueltos en tu hogar, para que no se desprendan con el viento.
  • Suspender el servicio de agua y de electricidad.

Es esencial tener un punto de reunión, en caso de tener que evacuar de emergencia y tener formas seguras de salir de tu hogar.

¿Qué hacer en caso de ser evacuado de tu hogar?

Si antes de que llegue el huracán determinan que tu hogar no es seguro, tienes que estar atento a las indicaciones de las autoridades para encontrar el refugio más cercano. Si sales de casa tienes que tomar en consideración lo siguiente:

  • Ponerte de acuerdo con tus vecinos, para una futura cooperación.
  • Llevar solo indispensable y lleva contigo a tus mascotas.
  • Deja todos servicios suspendidos en el hogar.
  • Estar al tanto de las actualizaciones en redes sociales y tener un dispositivo a la mano, para un eventual contacto con las autoridades.
  • Esperar a regresar a tu casa, hasta que los miembros de protección civil indiquen que es apropiado.

Lo más importante es estar preparados en caso de cualquier eventualidad y tratar siempre que se pueda, de permanecer con tu familia y no separarse. Las redes sociales de las autoridades, como Protección Civil, son un medio confiable y oficial para informarse en esta situación. En caso de ser necesario, puedes marcar a la línea de emergencia del 911 o a Locatel 063 o 119 sin ningún costo, en cualquier parte de la República; aunque no haya cobertura de telefonía, puedes marcar a estos números.

¿Por qué les ponen nombres de personas a los huracanes? ¿Cómo le asignan el nombre a cada una de las tormentas? Gracias al sistema de nombres que se ha utilizado durante décadas, podemos aprender a diferenciar una tormenta de otra mientras nos preparamos para que toquen tierra. 

La temporada de huracanes del 2021 empezó hace unas semanas, colocando en la lista las primeras tormentas, entre ellas la llamada Elsa. 

¿Cómo se identificaban antes? 

Antes de los años 50, los huracanes se identificaban por el año y orden que ocurrían. Esta manera de identificarlos era imperfecta, pues ponía en problemas a los medios de comunicación y meteorólogos al controlar varias al mismo tiempo. 

En 1953, Estados Unidos comenzó a utilizar una lista de nombres femeninos que estaban ordenados fonéticamente. Esto con la finalidad de aclarar qué huracanes vendrían y cuándo. 

Unos años después, en 1978, las tormentas tuvieron nombres masculinos. Finalmente, en 1979 se decidió tener una base de datos mixta de nombres, misma que ahora se usa para rastrear las tormentas del Atlántico

La razón por la que los huracanes tienen nombres de personas

Dicha lista consta de 21 nombres para cada año, exceptuando nombres con letra Q, U, X, Y y Z. Si durante el año aparecen más de 21 tormentas, los extras reciben una letra del alfabeto griego como nombre para etiquetarlos. 

La lista es lo suficientemente larga para durar seis temporadas de huracanes. Después de ese tiempo, las listas se reciclan. En caso de que un huracán resulte de alto peligro y ocasione muchos daños, el nombre de este puede ser retirado de la lista, dejando que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) decida un nuevo.

Algunos nombres que han perdido su lugar en la lista de los últimos años son: Andrew, Katrina, Ike, Sandy, Irma, Harvey, etc. 

La OMM no recibe sugerencias a la lista, pero publican la lista actualizada para que el público pueda verla con años de anticipación.

Related posts