Media Lab

En vivo

LOG IN

¿Preocupado por entrar a la UNAM? Hijos de multimillonarios no pasaron por eso

por AFP

12 marzo 2019

Más de 30 padres adinerados, incluidas dos actrices de Hollywood, fueron inculpados el martes ante una corte de Boston, Massachusetts, por pagar millonarios sobornos para que sus hijos ingresaran a prestigiosas universidades de Estados Unidos.

 

Las actrices Felicity Huffman ("Desperate Housewives"), de 56 años, y Lori Loughlin ("Full House"), de 54, así como grandes empresarios e inversores son parte de los 50 acusados en el esquema, informó la fiscalía federal de Massachusetts, que lidera el caso.

 

Nueve entrenadores deportivos universitarios están también acusados de integrar el esquema.

 

El fiscal Andrew Lelling dijo que "por ahora" entre los inculpados no hay estudiantes. Aclaró que en muchos casos no sabían que sus padres habían intermediado para su ingreso a la universidad.

 

Un catálogo de privilegio

 

El acusado de liderar el esquema, William Singer, recibió 25 millones de dólares de padres en sobornos entre 2011 y 2018 para que sus hijos entraran a las universidades de Yale, Stanford, UCLA, Georgetown, la Universidad de Texas o la Universidad del Sur de California (USC).

 

Parte de los pagos a Singer -que llegó a cobrar hasta 6,5 millones de dólares para garantizar una admisión- eran hechos por los padres a una fundación caritativa creada por él. Eso les permitía además deducir impuestos de sus contribuciones "caritativas".

 

 

 

A veces Singer sobornaba a entrenadores para que aceptaran a estudiantes en sus equipos, y otras veces creaba perfiles atléticos falsos para los hijos de sus clientes.

 

Singer cobraba entre 15.000 y 75.000 dólares por corregir las respuestas erróneas de los exámenes de admisión universitaria de los hijos de sus clientes, o para que otra persona se hiciera pasar por ellos para dar las pruebas.

Examen corregido

 

Un acusado que colabora con la fiscalía y coordinaba el esquema  contó que ofreció a la actriz Felicity Huffman sus servicios para que las respuestas erróneas del examen de admisión universitaria (SAT) de su hija mayor fueran corregidas.

 

Huffman es acusada de pagar 15.000 dólares por el test modificado de su hija mayor.  El FBI grabó incluso una conversación telefónica de Huffman con el intermediario donde discuten el tema.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

beautiful couple 😍 • #loriloughlin #mossimogiannulli #couple #love #twinning #whencallstheheart #wcth #hearties #fullhouse #fullerhouse • 📷: repost @loriloughlin

Una publicación compartida de Lori Loughlin Fans (@loriloughlin_fans) el 6 Jul, 2018 a las 5:03 PDT

 

 

La actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de moda Mossimo Giannulli, son acusados de pagar medio millón de dólares para que sus hijas fueran incluidas en el equipo de remo de la USC, aunque no son remadoras. Las dos hijas de la pareja fueron aceptadas en la universidad.

 

Como los demás padres, Loughlin y Huffman enfrentan una pena máxima de 20 años de cárcel por el delito de transferencia fraudulenta de fondos, de lo que son acusadas.

 

AFP


Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter