11

Patriots vuelven al Super Bowl con sed de revancha

21 enero 2019 por Jorge A. Herrera Navas

Ni el frío, ni la luna ni ‘Pat’ Mahomes pudieron corresponderle al público de Arrowhead Stadium. Una primera parte desinflada condicionó la historia para los Kansas City Chiefs y Bill Belichick, Tom Brady y los Patriots se aprovecharon para poder volver -por tercer año consecutivo- a la pelea por el gran premio de la NFL: el trofeo Vince Lombardi.

 

 

Al arranque del encuentro, los New England Patriots tomaron la posesión del balón y no se zafaron de él hasta que, después de 80 yardas, Sony Michel comenzó a grabar sonrisas en cada uno de los miembros de la franquicia. El antiguo corredor de los Georgia Bulldogs se impulsó por el centro, rompió la línea y, después de una yarda, festejó en las diagonales el primer touchdown de la tarde.

 

Al ataque, Kansas se deshizo velozmente del ovoide y en menos de tres minutos le entregó el balón a los visitantes que, sin problema, volvieron a la zona prometida con más peligro. Afortunadamente para los locales, en ese momento, Brady falló desde la yarda uno y Reggie Ragland le arrebató un pase al receptor objetivo que otorgó tranquilidad a Andy Ried.

 

Durante el segundo periodo, la situación no tendría mayor cambio, pero, previo a despedir la mitad inicial, los Patriots le darían otra sorpresa la muralla local. Esta vez, el bombazo vendría de parte de Brady para Dorsett, en un pase de anotación de 29 yardas.

 

A la vuelta del entretiempo, el partido dio la media vuelta y el campo comenzó a arder. Los Chiefs se acercaron con dos touchdowns provenientes de Mahomes para Travis Kelce y Damien Williams, respectivamente, mientras que la defensa solo permitió un gol de campo.

 

 

El último cuarto, que arrancó con un marcador de 17-14 en favor de Patriots, fue la verdadera guerra que tanto habían esperado los fanáticos de este par de franquicias.

 

El comienzo del mismo fue polémico debido a la decisión de los oficiales en la patada de despeje que terminó por darle a los Patriots el ovoide en la yarda 28 de su propio campo. A pesar de ello, Kansas se repuso al golpe anímico y Daniel Sorensen interceptó a Brady para que, después, Mahomes conectara nuevamente con Damien Williams (17-21).

 

New England no permitió que esa anotación los consumiera y en una serie de 60 yardas -con más decisiones controversiales de los árbitros- volvieron a celebrar por la vía terrestre gracias a un acarreo final de una decena de yardas por la derecha de parte de Michel (24-21).

 

 

Los dos equipos lograron repartirse otras dos series victoriosas con touchdowns (31-28) y a Kansas le quedaba una última oportunidad contra el tiempo. Mahomes se encendió y acercó a los equipos especiales a la distancia necesaria. Así, Harrison Butker, con la sangre helada, mandó el partido a overtime con una patada de 39 yardas.

 

Para infortunio de los locales, Brady y los Pats consumieron poco menos de cinco minutos en el reloj del tiempo extra para terminar el duelo con una anotación terrestre de dos yardas de Rex Burkhead. La defensa nunca supo como contener a Edelman en terceras oportunidades y la anotación de Burkhead solo fue la cereza del pastel (37-31).

 

Tom Brady terminó con 348 yardas por aire y un touchdown, mientras que Mahomes explotó también con 295 yardas y 3 pases de anotación.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Came into the kingdom and defended the crown. Back to back to back AFC Champions!!!

Una publicación compartida por New England Patriots (@patriots) el

 

Los Patriots viajarán a Atlanta para jugar su tercer Super Bowl consecutivo y se enfrentarán a Los Angeles Rams en una instancia en la cual ya salieron victoriosos ante ellos por marcador de 20-17 hace 17 años en el Super Bowl XXXVI.

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.