Media Lab

En vivo

LOG IN

Pasos para crear tu propio huerto casero

por Samia Ruíz

27 julio 2020

¿Te imaginas poder cultivar tus propias frutas o verduras en casa? Por más descabellada que suene la idea, tener tu propio huerto casero es mucho más sencillo de lo que parece y puede traer muchos beneficios a tu vida, a la vida de tu familia y a la vida de nuestro planeta.

La cuarentena nos ha enseñado a conectarnos con nosotros mismos y con la naturaleza de muchas maneras. Muchas personas han optado por crearse el hábito de cuidar plantas durante estos meses de confinamiento ya que al conectarnos con la naturaleza sentimos paz y nos mantenemos enfocados en cosas positivas.

Es por eso que éste es el momento perfecto para implementar nuevos hábitos y estrategias en nuestro día a día que hagan nuestra vida vida más sustentable. Una manera de hacerlo es cultivando tus propios alimentos desde casa.

Mitos del huerto casero

Cuando pensamos en tener un huerto casero, creemos que es únicamente para algunas personas. Tenemos la idea de que para poder instalar uno, necesitamos tener una casa amplia con un jardín o un lugar destinado únicamente para tenerlo. Aunque si es muy útil contar con un área verde para instalarlo, lo cierto es que se puede tener uno sin importar dónde vivas.

Tenerlo en un departamento es posible ya que no requiere de mucho espacio para ser instalado. Todo dependerá de la cantidad de cultivos que quieras hacer. Pueden ser tan grandes como el tamaño de un jardín entero, o tan compactos como el tamaño de una maceta o un huacal.

También puede parecer que tener un huerto es sumamente costoso pero no se requiere de muchos materiales para comenzar. Todos los materiales pueden conseguirse en tiendas de jardinería y son muy accesibles para todas las personas.

Beneficios de tener un huerto

Poner tu propio huerto casero tiene muchos beneficios a corto, mediano y largo plazo ya que no sólo te ayudará a ti sino también al medio ambiente. A continuación, te damos algunas razones por las que deberías hacer uno desde ya: 

1.Disminuyes tu huella ecológica

Al cultivar tus propias hortalizas, frutas o verduras estarás disminuyendo el impacto ambiental que tienen nuestros alimentos cuando los compramos en los super mercados. Muchas personas no se detienen a pensar en cómo contaminan las frutas y las verduras en su transportación y manejo para poder llegar hasta nuestras manos. Al tener tu cultivo al alcance de ti, estarás evitando contaminación por el transporte y tratamiento de tus frutas y verduras.

2. Te aseguraras de su calidad

Si plantas tus propios alimentos, estarás asegurándote de que estos sean de calidad y 100 por ciento orgánicos pues no se hará uso de fertilizantes u otras sustancias. Podrás asegurarte de que son de buena calidad y confiar en sus propiedades nutricionales.

3. Ayudarás a tu economía

Si el cultivo de tus alimentos se convierte en una actividad habitual en tu vida, a largo plazo empezarás a notar los beneficios económicos que tiene. Podrás ahorrar el dinero que gastabas en la compra de esos productos ya que tendrás acceso a ellos, de forma gratuita durante varias temporadas. Sin duda los huertos son una inversión que vale totalmente la pena para nuestro futuro.

4. Tendrás mayor consciencia ambiental

Comprometernos con una actividad como la de mantener nuestro huerto casero nos ayudará a empatizar mucho más con nuestro planeta. El crear un hábito a favor de nuestro planeta puede convertirse en una motivación para continuar buscando nuevas maneras de ayudar. Es por eso, que tener un huerto puede abrir la puerta a nuevas actividades a favor del medio ambiente.

5. Una gran actividad familiar

Puede convertirse en la actividad favorita para realizar en familia. Desde la creación, el mantenimiento o el ver cómo van creciendo nuestros cultivos puede ser una manera de unir a la familia en una actividad que traerá beneficios a nuestro planeta.

¿Qué necesitas para comenzar?

-Para iniciar tu huerto debes encontrar el lugar perfecto para ponerlo en casa. Lo más recomendable es que se mantenga ventilado y con buena luz de sol.

-Encuentra el contenedor ideal para ti. Puedes usar muchos contenedores dependiendo del tamaño que quieras.

-Elige tu cultivo: existen muchas opciones de frutas o verduras que podemos cultivar. Lo único que debes hacer es investigar las características y necesidades de cada uno para encontrar tu favorito.

-Sustrato: tendrás que conseguir los nutrientes necesarios para que tu huerto pueda crecer de una manera saludable. Existen varias opciones ya hechas en los supermercados pero también puedes optar por formar tu sustrato desde cero. Apóyate en toda la información que puedes encontrar en línea.

Tal vez te pueda interesar leer sobre: Los cascos que te protegerán contra el coronavirus


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter