Media Lab

En vivo

LOG IN

Para Argentina solo hay caras tristes… y no solo en política

por Federico Chamas

19 agosto 2019

La Bolsa de Comercio Argentina cayó en un 50%, el dólar aumentó su valor en once pesos, el Ministro de Hacienda renunció y el mundo tiembla ante los sucesos de las elecciones primarias argentinas.

¿Las buenas noticias? Daniele De Rossi hizo su debut para Boca Juniors. ¿Las malas? El equipo perdió el partido y quedo eliminado de Copa Argentina.

El mercado de pases de verano estuvo intenso. Tuvo sorpresas como el fichaje de Oribe Peralta por parte de las Chivas o compras anunciadas desde hace tiempo como la de Antoine Griezmann al Barcelona y Eden Hazard al Real Madrid. Pero donde ocurrieron los fichajes más extraños fue en el cono sur: en Sudamérica.

Los clubes brasileños no perdieron el tiempo. El Sao Paulo sumó a sus filas dos jugadores de renombre: Daniel Alves, mejor jugador de la Copa América 2019, y Juanfran Torres. Mientras tanto, Filipe Luis salió del Atlético de Madrid para ir a Flamengo.

En Argentina no se quedaban atrás pues el Club Atlético River Plate firmó a Paulo Díaz, el defensor chileno que jugó en la Copa América de este año. San Lorenzo firmó un acuerdo para traer a los gemelos Romero, de Paraguay, sumándolos a la escuadra en la que ya se encuentra de vuelta Adolfo Gaich, goleador de la Selección Argentina en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

¿Y Boca? ¿Cómo estuvo su mercado de pases? Primero perdió a los atacantes Darío Benedetto y Cristián Pavón al Olympique de Marsella y al LA Galaxy respectivamente. Más tarde al mediocampista Nahitan Nández al Cagliari. Boca se quedaba sin muchas opciones para armar un fuerte equipo titular que disputara la Copa Libertadores. Pero los refuerzos llegaron…y vaya la calidad.

Eduardo Salvio del Benfica, firmó su contrato el 18 de julio y fue una de las grandes sorpresas que se sumó al club del Barrio de la Boca. Este sería el reemplazante de Cristián Pavón como extremo derecho y haría dupla con Mauro Zárate en partidos posteriores. Franco Soldano del Olympiakos, llegó el 12 de agosto y ya está listo para reemplazar a Benedetto en la delantera.

Pero ¿quién ocuparía el lugar de Nández en la media cancha? Ese trabajo sería delegado a Daniele De Rossi. El jugador italiano que dejó el Club AS Roma para seguir su sueño de jugar en La Bombonera.

Es más fantasía que otra cosa. Mi corazón es de Roma, pero mi sueño es Boca”, explicaba De Rossi tras la derrota de su equipo frente al Liverpool en Champions, “Yo sí pienso en un futuro lejos de La Roma, una experiencia diversa; siempre pensé en ir a América, subir las escaleras y entrar a La Bombonera. Jugar en Boca sería un placer”.

Su fantasía se hizo realidad. El director deportivo de Boca Nicolás Burdisso, y gran amigo de De Rossi, logró hacer un trato con el campeón del mundo y lo trajo a Argentina. Por sus muchos días fuera de las canchas, la leyenda italiana tuvo que esperar para hacer su debut esperado y tras 20 días de su llegada jugó en Copa Argentina frente al Club Almagro.

Con un primer tiempo dominante, Daniele marcó el único gol del equipo Xeneize y ocasionó el furor de los aficionados que habían viajado a la Ciudad de La Plata a ver el partido. El técnico Gustavo Alfaro lo mantuvo en el juego hasta el minuto 30 del segundo tiempo. Seis minutos después, Club Almagro anotaba el gol del empate y ganaba la tanda de penales.

""

"No nos gusta perder, menos en estas instancias y con el plantel que tenemos. Es una lástima porque veníamos bien. De pronto un error nos tira para atrás", comentó el entrenador de Boca, "Cada vez que venimos bien, tenemos un golpe. Tenemos que entender que no hay espacio para las distracciones porque cuestan demasiado".

El debut de De Rossi tuvo un gusto agridulce, pero el italiano tuvo un gran partido y ya está listo para seguir jugando con el equipo de la azul y oro.


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter