Media Lab

En vivo

LOG IN

Molécula que inhibiría al COVID-19, es descubierta por una joven de 14 años

por Daniel Hermar

29 octubre 2020

Anika Chebrolu, una estudiante de secundaria de Frisco, Texas, apenas tiene 14 años y ya ha descubierto una molécula que inhibiría el COVID-19 y su capacidad de infección.

Chebrolu fue reconocida con 25 mil dólares y el título de "mejor científica joven de Estados Unidos" en la competencia Young Scientist Challenge 2020. Premio entregado por la marca 3M en colaboración con Discovery Education. Es un evento anual recomendado por múltiples universidades para que estudiantes, potenciales científicos, de entre 10 y 14 años.

¿Cómo se descubrió la molécula que inhibiría el COVID-19?

El virus SARS-CoV-2 posee una especie de corona que lo rodea, en la cual existe la proteína S. Por esa proteína es que logra unirse a receptores de nuestras células para infectarlas.

"Descubrí una molécula que puede unirse a la proteína S en el virus y potencialmente cambiar su forma y función", explica Anika Chebrolu en un correo electrónico para BBC Mundo. "(potencial para) evitar que el virus pueda adherirse a las células humanas y, por lo tanto, reducir o tratar una mayor infección en el cuerpo de una persona", agrega.

La joven descubrió esta molécula con un método in-silico, es decir gracias a simulaciones por computadora. Tras ese estudio, Anika seleccionó la molécula con la mejor actividad farmacológica y biológica. Así podría transformarlo en un potencial fármaco para el tratamiento de la enfermedad.

La pasión de la joven por la ciencia

Anika Chebrolu comenzó la investigación en la escuela Nelson cuando todavía no había noticias sobre la pandemia del nuevo coronavirus.

"Hace unos años, investigué la pandemia de la gripe española de 1918 para un proyecto escolar y me fascinaron los virus y el descubrimiento de fármacos", cuenta. "Me asombró que podíamos utilizar métodos computacionales para identificar y desarrollar posibles moléculas similares a fármacos para combatir enfermedades", relata.

Así que al llegar la actual pandemia, Anika decidió cambiar la dirección de su proyecto inicial y estudiar la proteína S del virus SARS-CoV-2, con la ayuda de su mentora Mahfuza Ali, científica de 3M.

Más estudios

La comunidad científica está de fiesta tras el descubrimiento de la joven, sin embargo, dicen que es necesario hacer más estudios  para saber si esta molécula es efectiva como cura para el COVID-19.

"Sin duda, tiene potencial para ser una científica destacada", opina Angela Rasmussen viróloga de Columbia Mailman School of Public Health. "Sin embargo, (...) no hay datos experimentales que respalden que la molécula que identificó realmente tenga un impacto en la entrada o replicación viral, o que incluso se una a la proteína S en condiciones reales", señala la especialista a BBC Mundo.

Si esto se comprueba con validaciones in vitro -como tejidos, órganos o células aisladas- y posteriores pruebas en organismos vivos, esta molécula podría prevenir el primer paso de la infección del virus en el cuerpo.

Planes futuros de Anika

Anika dice que tiene planes concretos en los que invertirá el dinero que ganó del premio como mejor científica joven de Estados Unidos.

"Planeo usar el dinero para continuar mi investigación y financiar mi organización sin fines de lucro, AcademyAid, que proporciona material y equipamiento a niños que lo necesitan para ayudarlos a seguir las carreras y oportunidades que desean", asegura. "También planeo ahorrar el resto del dinero para la universidad", comentó en la entrevista. 

Sobre aconsejar a jóvenes interesados en ciencia, ella dijo: "Recuerda siempre no dejar de hacer preguntas y tener confianza y fe en ti mismo. Asegúrate de aprovechar cualquier oportunidad que veas con tus mejores habilidades, ya que nunca sabes dónde podrías terminar", concluyó en su declaración. 

Con información de BBC.

Te puede interesar: Wuhan, de epicentro de la pandemia a nuevo atractivo turístico.


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter