11

Las tres B de la comida… bueno, bonito y barato

28 agosto 2018 por Nadia Velázquez

Estudiar, trabajar, o hacer ambas actividades al mismo tiempo. Con un estilo de vida ajetreado, muchas veces resulta complicado cuidar de nuestro cuerpo, ya que todo el tiempo estamos corriendo, sólo encontramos comida “basura”,  se nos olvida alimentarnos en nuestras horas, y mil pretextos más, pero cuando se trata de nuestra salud y bienestar, no debería de haber ningún pero.

  Y es que la mayoría piensa que el comer bien significa tener que matarte de hambre, dejar de comer lo que más te gusta, y gastar demasiado, pero no es así, y debemos de desechar esa idea, como nos explica la nutrióloga Mariana Morales “comer bien es llevar una dieta equilibrada y variada, en cuanto a verduras, frutas, proteínas, y grasas”, detalló la egresa del Centro Universitario Incarnate Word.

Créditos: Nadia Velázquez

Así que es momento de darle un respiro a tu cuerpo y empezar a preocuparte por él. Para lograrlo, de la mano de nuestra experta, te damos unos consejos prácticos y baratos para no morir en el intento.

  1.  Consumir verduras crudas.  Con esto nos referimos a ensaladas, que contengan pollo, enlatados, jamón o queso, que son alimento accesible y no se echan a perder tan fácilmente, y puedes complementarlo con algún aderezo como aceite de oliva, aguacate y mayonesa, y finalmente, agregar algún cereal, ya sea tortilla, bolillo, o granola.  

2. Aprender a combinar. Querer tener una alimentación saludable, no solo es comer verduras, sino saber variar nuestros alimentos. Por ejemplo, si en el menú hay una ensalada de lechuga sólo con pechuga y una baguette, podría resultar una mejor opción la baguette, ya que incluye cereales, proteína, verduras y grasa como la mayonesa.

créditos: Twitter - @FoodHealth

3. Los horarios. Es muy importante establecer las horas en las que se van a ingerir alimentos. Para un estudiante o alguien que trabaja una jornada de ocho horas, la nutrióloga recomienda el siguiente esquema.

Desayuno un licuado o jugo a las 6:00 de la mañana, después un almuerzo entre las 10:00 y 12:00 del día, seguido de una comida entre 14:00 - 16:00 horas, un pequeño snack entre 17:00 y 18:00 horas y, finalmente, una cena ligera entre las 20:00 y 22:00 horas.

4. Mucha agua. Es primordial matearemos hidratados durante el día, así que lo recomendables es beber dos litros de aguazada 24 horas.  Si no eres mucho de agua natural, no te preocupes puedes tomar agua de fruta sin azúcar. 

5. Tener un snack sano a la mano. Estas son algunas opciones.

  • Frutas ( manzana, uvas, melón, durazno, piña, fresa)
  • Garbanzos con chile
  • Cacahuates
  • almendras
  • Barritas de queso
  • Nueces 
  • Zanahoria 
  • Jicama
  • Apio
  • Yogurt
  • Gelatina
  • Barras de granola o avena y cereales integrales
  • Frutas secas
  • Palomitas de maíz bajas en grasa y sal 

Recuerda que el conjunto de estos consejos te ayudarán a tener un mejor rendimiento en tus clases y llevar una vida más saludable en la universidad.

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.