Media Lab

En vivo

LOG IN

Las empresas de moda esperarán hasta 2022 para recuperarse

por Paola Benítez

22 octubre 2020

Múltiples empresas han sufrido bajas a causa de la pandemia, pero debido a la caída en demanda, las empresas distribuidoras de moda la están pasando peor. Según el estudio realizado por la agencia de calificación Moody's,  veremos las ventas recuperarse hasta 2020.

A pesar de esto, también ha incrementado la demanda en el comercio por internet, lo que nos permite ver una luz para el sector minorista.

Empresas de moda

Empresas distribuidoras de moda en España como El Corte Inglés o Tendam ( propietaria de marcas como  Cortefiel, Springfield, Women's Secret y Pedro del Hierro), experimentarán un fuerte crecimiento en 2021 respecto a 2020. A pesar de esto, no será suficiente para alcanzar sus niveles de ingresos de 2019.

Estas marcas han adaptado su contenido durante el confinamiento, y a pesar de que las ha ayudado, esto no ha sido suficiente para mantener el nivel de ventas.

 Las cadenas de grandes almacenes dependen en gran parte del turismo. Como menciona la agencia calificadora Moody's, "la cadena de grandes almacenes española El Corte Inglés está también expuesta al turismo: no esperamos que sus ventas recuperen a los niveles de 2019 en 2021 porque incluso si vuelven los clientes domésticos, las cifras de turismo serán muy bajas”. Para esto, deberán esperar a 2022.

El estudio toma en cuenta las bajas internacionales de venta entre marzo y junio y prevé el regreso a la normalidad de ventas.“Una vuelta a la normalidad al tiempo que los consumidores gradualmente recuperan confianza para comprar, las tiendas están mejor equipadas para recibir clientes con seguridad y las condiciones económicas se recuperan”, afirma el informe.

A pesar de esto, también ha incrementado la demanda en el comercio por internet, lo cual permite que se vislumbra una luz para el sector minorista.

Tendencias y Nueva Demanda

Mientras es cierto que la demanda de ropa ha caído debido al teletrabajo, diversas tendencias de moda han resurgido para impulsar la vestimenta informal.

“Las limitaciones a los eventos sociales, el trabajo desde casa y, en general, el miedo a salir a socializar continuará lastrando la demanda de ropa y cambiarán las preferencias de compra” - Moody's

Cada día, las redes sociales cobran más y más valor en la interacción entre clientes y compañías. El comercio electrónico se ha visto altamente favorecido por la pandemia. Esto ha llevado a una recuperación paulatatina del comercio minorista que  seguirá creciendo. 

Texto hecho con información de vogue.es

Tal vez te interese leer sobre: Timeless dresses, prendas que nunca pasarán de moda


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter