Media Lab

En vivo

LOG IN

Las consecuencias que está tenido el cambio climático en los océanos y los glaciares

por AFP

27 septiembre 2019

Algunas de las consecuencias del cambio climático en los océanos y las regiones glaciares del planeta son irreversibles y la humanidad tiene que preparase para ello, advierten los científicos en un informe publicado este miércoles. 

Estamos atravesando la crisis más importante del mundo,  si no empezamos a cambiar hábitos, la pérdida de nuestro hogar será mucho antes de lo pensado.

El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el cambio climático (IPCC) enumera en su informe una larga lista de consecuencias devastadoras. Estas son algunas de ellas.

El calentamiento del mar causado por el cambio climático

Esponja: Los océanos absorbieron una cuarta parte de los gases de efecto invernadero emitidos por el hombre y más del 90% del calor provocado por el cambio climático. El resultado es que los mares del planeta son más cálidos, más ácidos y menos salados.

Canículas marinas: La frecuencia, la intensidad y la extensión de las olas de calor marinas, como las que devastaron la Gran Barrera de Coral, están aumentado cada día más.

El Niño: Los fenómenos El Niño extremos –que alientan incendios, ciclones y epidemias– ocurrirán con más frecuencia, incluso si se reducen las emisiones de CO2.

Alimentación: Si no se reducen las emisiones, el potencial máximo de pesca podría ser revisado a la baja entre un 20% y un 24% en el siglo XXI en relación al periodo 1896-2005. 

Desde los años 1950, las especies marinas, del plancton a los peces pasando por los mamíferos, se han desplazado centenares de kilómetros y esto realmente está afectando nuestra manera de vivir y el hábitat de ellos.

La subida del mar 

NIVEL DEL MAR: Si la temperatura sube +2°C, el nivel de los océanos aumentaría 43 centímetros de aquí a 2100, aproximadamente, comparado con el periodo 1980-2000. Pero si aumenta +3°C o + 4°C –como apunta la tendencia actual– la subida sería de 84 cm.

En el siglo XXII, el ritmo de subida del nivel de los mares del planeta podría ser cien veces más rápido y pasar de los 3,6 milímetros anuales actuales a "varios centímetros", esto debería de ser una alerta en todo el mundo y que los países y gobiernos lanzaran un comunicado a todos para tomar acción. En 2300 podría incluso alcanzar varios metros anuales si no se reducen las emisiones.

ADAPTACIÓN: construir protecciones frente a la subida de las aguas podría reducir entre cien y mil veces el riesgo de inundaciones, a condición de invertir "entre decenas y centenares de miles de millones de dólares al año".

Las regiones más pobres no tendrán probablemente los medios para estas grandes obras, en particular los pequeños estados insulares que podrían convertirse en inhabitables y obligar a la población a irse porque el tema ya no solo sería de cuidar el medio ambiente sino, que sobreviviría el más fuerte y el que tuviera más dinero. 

ZONAS HÚMEDAS: entre un 20% y un 90% de las zonas húmedas deberían desaparecer hasta 2100 a causa del aumento del nivel del mar por este cambio climático.

El mar se muere

OXÍGENO: la concentración de oxígeno en los hábitats marinos se redujo un 2% en 60 años y debería perder un 3% o un 4% más si no se reducen las emisiones de CO2, esto no solo afectaría a los seres humanos, sino también a todas las especies dentro de él. 

ZONAS MUERTAS: el calentamiento del agua y la contaminación en las costas ya están provocando la expansión de las "zonas muertas", donde la debilidad de las tasas de oxígeno impide la vida marina.

CORALES: los arrecifes coralinos, de los que 500 millones de personas dependen para alimentarse, sufrirán importantes pérdidas o en algunos casos se extinguirán, incluso con un calentamiento limitado a +1,5°C en relación a la era preindustrial.

El hielo se derrite 

Casquete glaciar: los dos casquetes glaciares del planeta, en el Antártico y en Groenlandia, perdieron de media 430.000 millones de toneladas anuales desde 2006, lo que los convierte en la principal fuente de aumento del nivel de los océanos.

Glaciares: los glaciares, dependen más de 2.000 millones de personas para acceder al agua dulce, también están retrocediendo. Es el caso de los de baja altitud en los Alpes, el Cáucaso o Escandinavia, que podrían perder el 80% de su volumen hasta 2100. Otros muchos podrían desaparecer, incluso limitando el calentamiento global.

Nieve: las montañas deberían perder una parte importante de su cobertura de nieve, con impactos importantes en la agricultura, el turismo y el suministro en energía.

El permafrost 

Permafrost: antes de 2100 podría haber un derretimiento "importante" del permafrost –la capa de suelo permanentemente congelado–. Tiene una edad geológica de más de 15 mil años. Se calcula que la cantidad de carbono en el permafrost es el doble de lo existente en la atmósfera –1.8 billones de toneladas de CO2– y con el derretimiento se pierde esta capa liberando dióxido de carbono y metano, los principales gases en el efecto invernadero.


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter