LOG IN

Foto: rominamedia.com

Las cocinas fantasma como nuevo modelo de negocio

por Mariel Ornelas

11 septiembre 2020

Los tiempos van cambiando y esta vez le tocó a la industria restaurantera. Los comercios dedicados a la comida ya no deben de preocuparse para poder rentar un local o invertir en mobiliario y personal. Si quieres cumplir tu sueño, lo que necesitas es abrir una cuenta en alguna aplicación de envíos a domicilio y de esta forma convertirte en una cocina fantasma. Aunque a veces no es tan fácil como parece.

En entrevista con Vicente Cruz, uno de los socios y encargado de las redes sociales de ItBurgers, nos cuenta la experiencia de cómo inició siendo una cocina fantasma y terminó poniendo más de un local con gran éxito; tanto en envíos a domicilio, como presencial.

¿Qué es una cocina fantasma?

También conocidas como dark kitchen, son un tipo de restaurantes virtuales que surgen con el auge de entregas de comida a domicilio debido a que no existen físicamente. Se dice que tuvo inicios en Inglaterra, en Londres específicamente y de ahí se fue esparciendo alrededor del mundo.

Básicamente consiste en tener espacios de trabajo, cocinas profesionales que satisfagan las demandas de los consumidores que piden comida por medio de aplicaciones con servicio a domicilio.

 

Un buen ejemplo de este nuevo modelo de negocio es ItBurgers, restaurante que inició hace más de dos años como cocina fantasma y se superó poniendo más de un local. Es por eso que hoy decidimos contarles un poco de su experiencia en este medio y algunos tips que nos compartió Vicente.

ItBurgers y su concepto

La razón por la que decidieron empezar con un restaurante fantasma en lugar de uno establecido fue porque no tenían el capital suficiente.

“La creatividad subsana el presupuesto” Dijo Vicente en la entrevista. 

Junto con su socio colombiano decidieron abrir un restaurante de hamburguesas fantasma ya que tenía la ventaja de una inversión menor y podían validar tanto el concepto como el producto con una estructura de costos mucho más bajo. Esto les permitió mejorar con el feedback que les daba la gente y así adaptar el producto a las necesidades del cliente. Una vez que tuvieron algo realmente sólido, fue como tomaron la decisión de abrir un restaurante físico.

Desde el principio se preocuparon por que el cliente tuviera una experiencia grata, y así fue como desarrollaron su producto. Estas no son como cualquier hamburguesa, sino que para que el producto llegara bien, desarrollaron un pan más grueso para que en el camino no perdiera la consistencia deseada.

Tal vez te pueda interesar leer sobre: Elton John, Beck y más famosos saldrán en el nuevo disco de Gorillaz

¿Cómo adentrarse a este negocio fantasma y qué complicaciones puede tener?

Ya que ahorita este modelo de negocio está en su auge todos piensan que es muy fácil, pero en realidad tiene su lado complicado como cualquier otro negocio.

“No crean que de un día para otro será un negocio millonario, porque eso no existe en ningún lugar. El proceso de construcción de marca es algo lento, tedioso, caro y frustrante. Al tener eso en mente y tener paciencia, las cosas se irán dando poco a poco”, recomienda Cruz.

Vicente menciona que cuando abrieron tuvieron ventas increíbles, tres semanas después sus ventas se fueron a cero. Resultó que al ser novedad los pusieron hasta arriba de la plataforma, pero días después los mandaron hasta abajo. Esto los impulsó a comenzar con estrategias de posicionamiento, ya que era un gran reto al no tener un restaurante establecido.

Desde un principio hicieron uso de marketing de redes sociales, puntualmente en Instagram. Entendían que era la plataforma donde estaban las personas que querían atraer y era la única forma de darse a conocer. La otra cosa que también utilizaron a su favor fue el tema de restaurante fantasma porque es algo curioso y eso permitió que creciera de boca en boca.

Otra de las complicaciones que se les presentan es la de las condiciones de la comida a la hora de ser trasladada. Lo que le toca al restaurante es recibir las quejas, por lo que la política que ellos tienen es que, si la comida no llega en las condiciones óptimas, los clientes eligen el día en el que quieren que se les mande un pedido gratis por el mismo monto.

“Yo creo que en México hay un problema grave del servicio al cliente. Todos los lugares tienden a defenderse a si mismos en vez de escuchar al cliente. Y si alguien se tomó el tiempo de escribirte y decirte que las cosas no llegaron bien, entonces tu responsabilidad como negocio es tratar al cliente con dignidad y con el respeto que se merece”, menciona uno de los socios de ItBurgers.

Dar un buen servicio al cliente, hoy en día, es fundamental como empresa para tener un diferenciador sobre tu competencia.

Las ventajas contra el COVID-19

Cuando comenzó la pandemia, ellos ya sabían mandar comida a domicilio. Esto permitió que no los agarraran desprevenidos como a muchos restaurantes. Lo que viene para la industria restaurantera es difícil, ya que tienen que hacer ajustes a los productos que se pueden mandar a domicilio, porque no todos los productos pueden ser enviados.

Vicente hace conciencia en que la simplificación de lo que este modelo pareciera tener, en realidad tiene una complejidad fuerte en términos de posicionamiento y otras cosas. No por ser una inversión más baja, implica que sea algo fácil de recuperar, ni que sea sencillo.

Tal vez te pueda interesar leer sobre: Cómo se distribuirá la vacuna del COVID-19 por el mundo


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter