Media Lab

En vivo

LOG IN

La pandemia y el auge en el uso del celular en México

por Cecilia Sada Garibay

24 junio 2020

Otro día más de encierro por el Covid-19. Te despiertas y lo primero que haces es estirar la mano, tomar tu celular y revisar las notificaciones que tienes. En la noche, al irte a dormir, la dinámica se repite antes de apagar la luz: una última mirada a redes sociales o checar el precio de aquel producto que quieres obtener. 

¿Y durante el día? El teléfono móvil, junto con otros dispositivos, se ha vuelto tu puerta al mundo, aquella que te permite continuar con el trabajo, el estudio y hasta las compras, todo desde la seguridad de tu hogar, desde donde has salido en contadas ocasiones en los últimos meses. 

¿Te sientes identificado con el caso aquí descrito? No eres el único. De acuerdo con una encuesta realizada entre 939 mexicanos mayores de 18 años, 65 por ciento de los participantes dijo que su uso del celular había aumentado “bastante” o “mucho” por el Covid-19. 

El estudio, que forma parte del Proyecto internacional WISE, sobre bienestar y uso de la tecnología, también revela que los mexicanos encuestados han utilizado en promedio cada día 546 minutos o 9.1 horas los diversos dispositivos electrónicos; es decir, la mayor parte del día durante este confinamiento la han pasado frente a una pantalla. 

Tal vez te pueda interesar leer: Cómo instalar tener una alerta sísmica en casa

La actividad para la que más han empleado estos dispositivos es el trabajo, con poco menos de 5 horas y media, seguido por servicios de mensajería, con 4.85 horas, de acuerdo con el estudio, liderado a nivel internacional por investigadores del Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra y aplicado en México por la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana. 

Además, los participantes -quienes fueron contactados a través de redes sociales- dijeron dedicar en promedio 3.1 horas al día justo a estas redes y 2.6 horas a consumir series o videos, suficiente tiempo para ver tres o cuatro capítulos de su programa preferido. Finalmente, solo emplearon .6 horas a los videojuegos. 

Las múltiples caras del celular

Cuando dejamos a un lado los otros dispositivos y nos centramos en el uso del teléfono móvil, resalta entre los encuestados su empleo para entretenerse (64.9 por ciento de los encuestados lo ha usado bastante o mucho con este fin), informarse (60.02 por ciento) y para el estudio (51.85 por ciento). 

También, durante la pandemia, este dispositivo ha sido ocupado “bastante” o “mucho” por más de una tercera parte de los encuestados para organizarse (40.8 por ciento), chismear (38.5 por ciento) o evadirse de realidad (34.9 por ciento). 

Los contrastes entre ellos y ellas

En el uso que se les dan a los teléfonos móviles los hombres y mujeres tienen algunas diferencias. Mientras que solo 26.13 por ciento de los varones participantes dijeron usarlos “bastante” o “mucho” para evadirse, este porcentaje subió a 39.33 por ciento en el caso de las mujeres. 

Si de consumo de pornografía se trata, solo 1.75 por ciento de las encuestadas señaló utilizar su celular “bastante” para esta actividad y ninguna “mucho”; mientras que 16.13 por ciento de los hombres reconoció hacerlo “bastante” o “mucho”. 

celular

Por otra parte, en contra de los que los estereotipos podrían llevar a pensar, las mujeres y lo hombres emplearon con similar frecuencia el celular para comprar (16.7 por ciento de ellas lo hicieron “bastante” o “mucho”, frente al 16.3 por ciento de ellos). 

Donde las mujeres encuestadas sí superan a los varones es en el empleo de los teléfonos móviles para chismear durante la pandemia, pues ellas lo hacen “bastante” y “mucho” 40.28 por ciento, frente al 35.16 por ciento de ellos. 

Un problema entre las manos

Guardados en casa y con el celular siempre disponible, 38 por ciento de los encuestados han presentado un patrón de uso problemático o adictivo del celular, de acuerdo con las respuestas que proporcionaron en la denominada Escala de adicción al celular en su versión corta. 

Esto implica que más de una tercera parte de los mexicanos que contestaron el cuestionario tienen cierta afectación en sus actividades cotidianas por la manera en que están empleando el teléfono móvil. 

La situación varía según la edad; entre los participantes más jóvenes (18-22 años), 52.27 por ciento mostraron un patrón problemático en el uso del dispositivo; mientras que, entre los mayores de 60 años, este uso adictivo se encontró en solo 14.71 por ciento de los casos. 

celular

Tal vez te pueda interesar leer sobre: Lo nuevo que tendrá el iOS 14 de Apple

Por otra parte, al ser cuestionados sobre cuánto controlan el uso del celular, 43.1 por ciento de los encuestado dijo que “poco” o “nada”, mientras que 56.75 señaló que lo hace “bastante” o “mucho”. 

De nuevo, hay una diferencia en relación con la edad. Mientras que solo la mitad de los participantes entre los 18-22 años dijo tener “bastante” o “mucho” control sobre el uso de su celular, este porcentaje aumentó a 69.93 por ciento entre quienes tienen 50 y 59 años; aunque en los mayores de 60 disminuyó seis puntos, para colocarse en 63.24 por ciento. 

celular

Los datos aquí presentados forman parte de un primer corte de la investigación del proyecto WISE, que incluye las encuestas respondidas entre mediados de abril y mayo. Espera en unas semanas el estudio completo, con el que también se busca comprender cuáles son los efectos que el aumento en el uso de los dispositivos electrónicos puede tener en las personas. 

Puedes conocer más sobre el proyecto WISE y los resultados obtenidos en los diversos países que participan en el mismo dando clic aquí.

Si vives en España o en algún país de Hispanoamérica y quieres participar en la encuesta, puedes hacerlo dando clic aquí.

Tal vez te pueda interesar leer sobre: Así eran los dinosaurios que vivían en territorio mexicano


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter