Media Lab

En vivo

LOG IN

La mañanera de AMLO: Una pelea entre leones, periodistas y youtubers

por Sergio C. Sánchez Aguilar

26 noviembre 2019

La organización de la conferencia mañanera de Andrés Manuel López Obrador y la experiencia de los reporteros en ella es un misterio. Por ejemplo ¿Por qué no se llena el Salón de Tesorería? ¿Por qué se permite el acceso a youtubers? o ¿Por qué hay periodistas que se desvían de la agenda mediática?

Para hallar un poco de luz en medio de esa cueva llena de obscuridad, acudí al rebote de preguntas y respuestas más famoso de México: la mañanera de AMLO. 

A las 06:10 horas con un sol asomándose por las espaldas de Palacio Nacional, caminé del circuito de la Plaza de la Constitución a donde, según mis visitas a este recinto durante la secundaria, se encontraba la puerta más cercana al Salón de la Tesorería, donde se realiza este ejercicio de preguntas, peticiones y respuestas.

Mis recuerdos me llevaron al lugar correcto: la calle de Moneda. El acceso parecía una sala de espera, trabajadores del sindicato petrolero se manifestaban afuera de la puerta con lonas y pancartas. Mientras tanto, mi compañera y yo nos decidimos a entrar a la sede del Poder Ejecutivo.

¿Cómo entrar fácil y sencillo a La Mañanera?

Ahí les va una guía para entrar de manera sencilla a la conferencia mañanera de López Obrador. Hay dos filas, una en la que prácticamente no hay personas porque los periodistas acreditados acceden rápidamente con su gafete de color marrón, y otra para los invitados, donde ya aguardaban dos personas, en esta fila nos correspondería esperar.

Nos dirigimos con los guardias que resguardan la historia emblemática de nuestro país y quienes a diferencia de los militares de verde, parecían Men in black por su vestimenta negra. Ellos poseían un gafete marrón que los identificaba como organizadores.

Les comentamos que veníamos de la Universidad Panamericana y que habíamos enviado un correo para entrar a la conferencia. Así de sencillo y sin ningún pero. Intercambiamos nuestras identificaciones por un gafete de invitados color verde.

Los leones despiertan

Al entrar, unos leones dorados estaban dormidos en el techo del Salón de la Tesorería, mientras se arrullaban con la música clásica de fondo que daba la bienvenida a los periodistas e invitados.

Nos sentamos en unas sillas de color gris y aclaré una duda que alguna vez Warkentin y Risco plantearon en su programa radiofónico: ¿por qué la mitad del salón se ve vacío? ¿hay poco interés de la prensa por cubrir las mañaneras? ¿ya se cansaron?

La respuesta es no. El salón está dividido en dos: el área para prensa y la de invitados. Es por esta razón que la mitad del lugar se ve desocupado.

Los periodistas ya se encontraban en la sala antes que nosotros, algunos solos y otros conviviendo como amigos.

Quien más resaltaba por su capacidad de socializar era el periodista Carlos Pozos, con su bigote peinado, lentes y su típico saco color beige.

Este reportero, mejor conocido en redes sociales como “Dr. Molécula”, es criticado por plantear preguntas a favor de AMLO.

El señor Pozos me comentó por qué siempre está en primera fila en la conferencia mañanera.

“He procurado levantarme diario a las tres de la mañana, estar aquí como a las cuatro, cuatro con 10 minutos, estar esperando dos horas y media y estar en ese lugar que creo que es el lugar más cerca del Presidente”, dijo.

Minutos después de las siete de la mañana, alrededor de las luces, las cámaras, decenas de periodistas, equipo de producción, invitados y el lujo dorado del Salón de la Tesorería, entró Andrés Manuel López Obrador por una de las pequeñas puertas de madera que dan acceso al salón. Iba vestido con un traje de color negro y con un semblante cansado. 

“¡Buenos días!”, dijo el Presidente, a lo que los demás le contestaron de la misma manera. Uno que otro león del techo empezaba a abrir los ojos.

Mientras López practicaba la retórica, Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de comunicación social de Presidencia, se encontraba parado del lado izquierdo de la sala durante las dos horas de la conferencia.

Pensativo, serio, de traje oscuro y camisa azul claro, Ramírez estaba alerta a cualquier dato que le faltara al mandatario. Así, una duda de Andrés Manuel, como el nombre de una avenida, despertaba al periodista interior de Ramírez Cuevas.

"La pelea" por el micrófono en la mañanera

Después de media hora, un silencio de menos de un minuto le dio pie a los reporteros de alzar la mano. Era una pelea campal por obtener la palabra del Presidente, como si los leones del techo del salón hubieran despertado y empezado a rugir.

Dalila Escobar, corresponsal de un medio coahuliense llamado Tiempo.tv, tuvo la oportunidad de preguntarle a Obrador aquel día y me dijo que pasan meses esperando el micrófono.

“A partir de marzo vengo diario (...) A veces no podemos esperar a que nos dé la palabra y lanzamos la pregunta y lo acepta sin problema y responde. Hay veces que es muy complicado que te dé la palabra, puede pasar un mes, pero cuando tienes la posibilidad hay que aprovechar eso”, comentó Escobar.

Solo siete de los más de 20 “periodistas” obtuvieron una respuesta por parte del Presidente. Entrecomillo periodistas porque además de ellos, también se encontraban youtubers, como el caso de Bernabé Adame, quien expresó su admiración por AMLO.

“Con la 4T , con México sin condiciones y como lo que más defiende a México que a la 4T, es AMLO, así lo llamamos, estamos con AMLO sin condiciones”, aseguró.

Uno que otro león dorado del Salón de la Tesorería se empezaba a encelar al ver que no era el único rey alabado en la sala.

Ante las peticiones de convocar al pueblo de México al Cuarto Informe de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por parte del señor Adame, Noemy Beraud, directora general de atención y logística de medios, le pidió el micrófono debido a que su participación consistía en peticiones y no en preguntas.

Esta acción hizo enojar a uno de los compañeros del señor Bernabé, quien al tomar la palabra, le explicó al Presidente lo que estaba pasando. Por estos hechos, AMLO decidió darle de nuevo la palabra a Bernabé.

“Les damos la oportunidad a todos los youtubers, a personas de redes sociales a que vengan una vez a la conferencia y también tenemos ciertos lineamientos”, comentó Berol sobre el por qué dejan pasar a youtubers. “No se consideran como periodistas porque son otra cosa, los periodistas tienen una formación, pero este es un Gobierno de puertas abiertas”.

Después de esto, alrededor de una hora y media, la conferencia se volvió monótona. El rebote de preguntas y respuestas terminó tras 30 minutos; ante la insatisfacción de algunos periodistas por su nula participación, el presidente les dijo: “Se quedan para el lunes”.

Los leones por fin pudieron descansar una vez más.


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter