11

La Liga ya no solo es de España

26 febrero 2019 por Héctor Tapia Martínez

Hace años que el futbol español dejó de pertenecer a la Península Ibérica. En la opinión del presidente de La Liga, Javier Tebas, esa transición tuvo lugar en el último lustro. Tan solo en 2016, los tweets con la información de cada jornada solían escribirse en español e inglés, hoy se publican en 18 idiomas, incluyendo el suajili y el hinglish.

La esencia del balompié no cambia; el equipo con más goles gana el partido. Sin embargo, con la era digital, la maquinaria de este deporte, entendido como un negocio, no ha hecho más que ampliarse y diversificarse. El mandatario lo tiene claro: “Aparte de la pasión y del sufrimiento, somos la industria del ocio y el entretenimiento”.

Una industria que al año entretiene a 3 mil millones de personas en 77 naciones alrededor del mundo, según las cifras que Tebas compartió durante su ponencia en el Sports Anti-Piracy Summit, celebrado el 21 de febrero en la capital mexicana.

Únicamente 9 millones asisten a los estadios anualmente para ver los juegos del Barcelona, Real Madrid, Málaga y demás clubes de la primera y segunda división española de futbol. El resto de los fanáticos dependen de la entrada visual que les otorgan sus televisores para vibrar con un gol.

“Aficionado no solo es el que va al estadio, también es el que paga por verlo (el partido) en su casa”, explica Tebas. “Hoy las ligas tenemos un handicap, no sabemos quiénes son esos espectadores”.

Javier Tebas en el Sports Summit Mx | Imagen: Redacción

La tecnología ha demostrado ser una auténtica arma de doble filo para quienes, como Tebas y otros directivos ligueros, administran los derechos televisivos de los partidos. Por una parte, permite alcanzar a quienes estén dispuestos a pagar por ellos en todos los rincones del planeta. No obstante, también llegan a los que prefieren no desembolsar dinero y recurrir a sitios web con retransmisiones pirata.

Este último escenario representa un duro golpe para los clubes, cuyos ingresos están sujetos por los contratos que firman con las televisoras –más del 50 por ciento de los activos de 16 equipos de la liga dependen de estos–.

¿Quién querría gastar en algo que podría ser gratis con unos cuantos clics? En España, los dueños de uno de cada dos bares piensan así, de acuerdo con un estudio conducido por La Liga. Actualmente, un centenar de inspectores monitorean este tipo de establecimientos cada fin de semana para garantizar que no existan irregularidades.

A pesar de la popularidad de sitios como RojaDirecta y del contenido no autorizado que circula por las redes sociales, Tebas confía que los próximos años serán clave para vencer a la piratería. Con un esfuerzo legal, tecnológico y comunicacional, él y su equipo creen que esta práctica puede erradicarse del futbol.

“Nos preocupan tanto los hackers que tenemos a 22 trabajando para nosotros”, comparte. Entre las tareas que desempeñan está la de rastrear contenido subido ilegalmente a Facebook o Twitter para bajarlo de la red.

La apuesta que hace La Liga en la tecnología es palpable en un software desarrollado por sus ingenieros informáticos que predice cuánta gente verá los partidos de cada jornada desde las gradas y desde sus hogares –con un margen de error del 5 por ciento–, así como un modelo tridimensional de la sombra que el sol dibujará en la cancha.

“Somos los titulares de los derechos los que debemos luchar contra la piratería, pero necesitamos ayuda de otras organizaciones. Si Google puede bloquear el contenido de pornografía infantil, no es imposible replicarlo con el material robado”, sentencia Tebas.

Héctor Tapia Martínez

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.