11

La ciudad de los sneakers

9 abril 2019 por Adzarael Camacho

La Ciudad de México, ese lugar de contrastes y matices que en los últimos años ha llenado el territorio de corrientes artísticas, culturales y deportivas, le ha traído ahora a adultos jóvenes -y otros no tan jóvenes- las maravillas de la street culture y los tan atractivos sneakers.

 

La historia de la cultura urbana y de sneakers

 

Existe un parteaguas histórico allá por el año de 2007. En ese entonces, el grueso poblacional consumía moda de las plazas comerciales y tiendas departamentales que definían, al menos para la mayoría, lo que era calidad, estilo, lo que podía ser cool y, sobre todo, lo que deberías usar para la calle.

En ese mismo periodo, de manera paralela, sucedía un fenómeno que impactaría hasta nuestros días: la detonación de una bomba “consumista” con nuevas tendencias, nuevas modas y nuevos cánones del estilo.

Entiendo perfectamente que la moda y la historia trabajan de manera cíclica, sin embargo, el acontecimiento que sucedió poco antes del 2010 marcaría una pauta que repercute en lo que hoy conocemos como sneaker culture.

 

Los Converse All Star fueron los primeros tenis en ser parte del mundo del baloncesto en 1917.

Los Converse All Star fueron los primeros tenis de la empresa en ser parte del mundo del baloncesto en 1917. | Fuente: Global Team

 

La moda de los tenis en nuestro país siempre ha existido de manera etérea. Tenemos el mercado de tenis de Tepito con sus ambulantes, vendedores y expertos en modelos que prácticamente nadie conocía. Por otro lado, siempre han estado los madrugadores tianguis en donde muchos encontraron de manera arbitraria y aleatoria tenis imposibles de conseguir.

Hasta eso, el ahora famélico Martí que se caracterizó un largo tiempo por sus agresivos descuentos y su poderío multimarca, convenció a muchos de comprar Jordans que hoy en día son complicados de encontrar.

Estos se convirtieron en cornucopias que proveyeron de calzado inimaginable a niños, jóvenes y adultos que en su trajín buscaban un diferenciador para la escuela, un partido o el trabajo.

 

La actualidad y futuro de los sneakers

 

Una vez establecido el negocio y la fama de los tenis en estas locaciones aparecieron las preguntas que fueron respondidas con videos, revistas, libros y hasta catálogos apenas llegados de Estados Unidos. La duda fue el elemento clave que desató un hambre, no por coleccionar, sino por conocer lo que cada fanático calzaba.

Una vez que entendemos de manera somera estos precedentes, podemos decir entonces que, a finales de los años 2000, negocios como Shelter, Nike 1902 o la llegada de adidas Originals establecieron un precedente para que la cultura de los sneakers comenzara a tener una historia llevada por marcas, tiendas y consumidores.

Con la erosión de legendarios establecimientos como Shelter y la corta apuesta de 24 Kilates o Curiosidades California, se dio la pauta para que tiendas, que hoy son punta de lanza como Lust, arrancaran a hacer su trabajo a principios de la segunda década de los 2000.

A la par, minorías de grupos como los fans del skate, el hip hop y el basquetbol -que ya no era una minoría-, entraron de manera sigilosa en la cancha de juego de los quickstrikes.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¿Puedes nombrar todos? 🤔 Vía: @hypetobs

Una publicación compartida por Legendary kicks 🇲🇽 (@legendarykicksmx) el

 

En México, la calle de Colima en la colonia Roma, se consolidó como un must gracias a estas tiendas y a otras como Gurú, Sicario, Lucky Bastard, American Apparel y otras sobrevivientes como Destructible, bajo la dirección de Perseo Medrano, y Headquarter, liderada por Ricardo Campa.

Hoy en día, el juego ha cambiado drásticamente a como lo recuerdan los viejos coleccionistas. Entre rifas digitales, páginas de reventa, filas de más de mil personas afuera de una tienda para conseguir un par de sneakers y un mercado interminable de artículos deportivos, podemos ver los disparos de esa ametralladora que hoy llamamos la Era Digital.

Amigos, hoy la movida es otra y la forma en la que consumimos sneakers ha cambiado. No sé si se ha perdido la parte nostálgica y el storytelling de cada modelo, sin embargo, nuestros días son más rápidos y con ellos los lanzamientos corren a la par.

Se terminó la era de una marca que domine nuestras emociones. Hoy en día los lanzamientos son muchos más de las que podemos contar y, por supuesto, adquirir.

 

Darryl McDaniels y Run-D.M.C., pilares del hip hop, realizaron la canción "My Adidas", la cual terminó por ser un golpe publicitario de primera para la compañía alemana.

Darryl McDaniels y Run-D.M.C., pilares del hip hop, realizaron la canción "My Adidas", la cual terminó por ser un golpe publicitario de primera para la compañía alemana. | Fuente: John McDermott

 

Hace apenas unos cinco años podíamos ver ediciones limitadas esperando a ser adquiridas por alguien que cruzara mirada con el calzado situado en el aparador. Hoy existen páginas atiborradas de bots por conseguir el par que esté más caro en reventa. Así es, el maldito efecto de la oferta y la demanda.

El mercado de reventa llega a precios exorbitantes con aumentos porcentuales de hasta 1,250 por ciento, dando como resultado un sobreprecio a calzados que nunca pensamos que sucedería.

Si bien esto podría ser negativo, también existe una razón de ser, ya que, con el crecimiento de la Era Digital, más consumidores, amantes de los tenis, coleccionistas OG y curiosos, han destapado la caja de pandora de los sneakers dando como resultado, y como decía Kanye West: “Yeezys para todos” o, en este caso, muchísimos tenis para todos.

Este auge de los sneakers ha impactado principalmente en marcas que a su vez han incrementado el número de lanzamientos para cada una de sus líneas, con lo cual hemos podido ver hasta 20 lanzamientos de diferentes marcas alrededor del mundo en un solo fin de semana.

No sabemos cuál será el futuro exacto del coleccionismo de sneakers al menos en nuestro país, ni siquiera sabemos si podremos tener una marca de tenis que pueda competir con las ya existentes, pero de algo estoy seguro: esto apenas comienza.

 

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.