Media Lab

En vivo

LOG IN

Kimosapparel: la casa del kimono en México

por Isabel Ignacio Sanvicente

18 febrero 2019

Practicidad, versatilidad y comodidad son algunas de las características que describen a Kimosapparel, una microempresa fundada a inicios del 2014 por la diseñadora publicitaria Carolina Rivera.


“Toda la marca está inspirada en las línea básicas del kimono japonés, de hecho en algún momento, tuve la oportunidad de tener uno y analizando las formas, me di cuenta de que era una pieza extremadamente simple, distinto a lo que todo el mundo piensa” comentó para Medios UP. Además cuando Carolina comenzó a trabajar con el kimono, se percató de su similitud con el famoso huipil una prenda representativa de la cultura mexicana. “Ambos son cuadrados con una forma muy simple, por lo mismo, resulta fácil de poner”.

El nombre de esta microempresa nació a partir un pequeño juego de palabras: “kimosa” que viene de kimono y “pparel” porque al final no solo se confecciona una pieza sino que es toda una línea inspirada en esta prenda, es decir, un derivado.

Encontrar un buen equipo de trabajo no fue nada fácil: “Estuve en un taller donde tenía un intermediario, es decir, yo no conocía realmente quien trabajaba mi marca e, incluso, antes de llegar a ese taller, pasé por otros que me quedaban muy mal, pues como mi marca es muy pequeña cuando les llegaba producciones grandes dejaban mi ropa votada y tardaban meses en entregármela”. finalmente, Carolina dio con Erika, quien hoy es su mano derecha, y junto con su familia se encargan de la producción de los kimonos.

Hace tres años, una persona con la que Carolina estuvo trabajando le propuso invertir en la marca, por el potencial que le veía, planeaba colocarla en tiendas departamentales, como Palacio de Hierro, pero la emprendedora rechazó la propuesta: “Pienso que las cosas se deben dar de forma orgánica, vamos a crecer aprendiendo, pero no de golpe. Si lo hubiéramos hecho, habríamos crecido, pero las cosas no hubieran funcionado tan bien” explicó.


A diferencia de otras marcas, Kimosapparel nunca pierde al cliente de vista “Yo diseño mucho pensando en quién se lo va a poner” afirmó Carolina. Además, precisó, las colecciones de la marca son muy pequeñas: “Produzco de manera controlada y eso me da la oportunidad de hacer dos cosas; uno: reaccionar muy rápido, si algo no gusta, solucionarlo y dos: tener cosas exclusivas, lo que evita que vayas por la calle y veas a una persona con un kimono igual al tuyo”.

Actualmente, se encuentran en seis puntos de venta, cinco en Ciudad de México y uno en Guanajuato, pese a su crecimiento, el contacto con los clientes no se ha perdido “Este es mi showroom (donde se llevó a cabo la entrevista) que al final es mi casa. Cuando los clientes vienen, se pueden probar la ropa y conversar conmigo, es en ese momento en el me pueden decir si algo no les gustó de la prenda”.

El Showroom cuenta con prendas exclusivas que no están en las tiendas, además da la posibilidad de arreglar o hacer cosas a la medida “Hacemos colecciones para despedidas de solteras, de hecho, existe una versión de los vestidos que es más una bata, así que les hago batas a las damas de honor que pueden usar el día de la boda; mientras se alistan”, detalló Carolina, de origen costarricense.



Esta microempresa cuenta con envíos a todo el mundo. Los han hecho a Francia, Arabia Saudita, Colombia, Argentina, Costa Rica, España entre otros. “A mediados del año pasado, una chica me escribió pidiéndome tres vestidos para Arabia Saudita; así que se los enviamos”, recordó la dueña.

Kimosapparel se dirige principalmente a mujeres, pero no deja de lado a los hombres pues ha pesar de que la mitad de la colección es unisex y la otra exclusiva para mujeres, durante todo el año hay piezas para hombres “Kimosapparel es una marca que usan hombres y mujeres a los que les gusta la moda, pero sobre todo la calidad y comodidad” precisó “Son personas versátiles que se mueven, trabajan, tienen más de una actividad durante el día y necesitan tener una prenda útil que se puedan poner todo el año”.

Las telas deben ser mexicanas y de calidad, así que intentan trabajar con las más naturales, como lino o lana; pero en ocasiones, la inspiración que da algún textil hace que elijan materiales como las gasas.


“Además del kimono, manejamos otras cuatro variantes; kimono drees, más parecido al kimono tradicional; kimono mariposa, cuyo nombre nace a partir de sus mangas anchas pues se asemejan a una mariposa; poncho, más estilizado por su forma cuadrada, y saco, cuya manga es más kimonesca”.


Este año se espera que Kimosapparel comience a producir pantalones o shorts (según la temporada), sin perder esta línea amplia y holgada, pues actualmente solo cuentan con prendas superiores que funcionan como una capa.

El precio de las prendas se encuentra en un rango que va de los 850 pesos hasta los cinco mil pesos aproximadamente, por ejemplo el kimo mariposa tiene un costo de 850 pesos y un saco puede costar mil 600. Carolina explicó porqué los precios pueden llegar a parecer altos para algunas personas. “Producir poco es más caro y como busco que las telas sean de calidad, tampoco mi materia prima es barata; así que considero que es justo”.

Si te encuentras interesado en alguna de estas piezas, te dejamos abajo las redes sociales de kimosapparel y los puntos de venta dentro de la Ciudad de México.

Facebook: KIMOS Apparel

Instagram: Kimosapparel

Puntos de venta:

180grados: Colima 180, Roma Nte; 06700 Ciudad de México.

Lorenza moda y diseño mexicano: Tamaulipas 161 Int: local 2, Hipódromo Condesa, 06170 Ciudad de México.

Casa Caballería: Havre 64, Colonia Juárez; 06600 Ciudad de México.

IKAL: Av Pdte. Masaryk 340A, Polanco IV Secc, 11550 Ciudad de México.





Te puede interesar

Zendaya y Simone Leigh rompen estereotipos

Con información de Mariel Martínez

16 septiembre 2019

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter