LOG IN

Foto: RTVE.es

¿Jurassic Park puede convertirse en una realidad?

por Mariel Ornelas

22 enero 2021

Jurassic Park cumple 27 años y la duda nos ha seguido a lo largo de los estrenos de estas películas. En entrevista con Brian Switek, escritor científico especializado en evolución, paleontología e historia natural, habló sobre la clonación de dinosaurios y otras curiosidades. Hoy te daremos a conocer la respuesta.

La triste realidad

Todos hemos soñado con poder ver un dinosaurio en la vida real o ir a un lugar tan fantástico como Jurassic Park; sin embargo, tendremos que romperte el corazón y las esperanzas. Un factor crítico para esta ilusión es el tiempo.

“El último de los dinosaurios no aviares, los innegablemente asombrosos que acechan los pasillos de los museos y nuestros sueños, se extinguió hace 66 millones de años. Eso está tan lejos de nosotros que ni siquiera podemos comprender realmente cuánto tiempo es, y perdimos cualquier oportunidad que pudiéramos haber tenido de clonar dinosaurios en un tiempo relativamente corto después de la extinción masiva del final del Cretácico”, mencionó Switek.

¿Qué se necesita para clonar a un dinosaurio?

Hace algunos años una paleontóloga, Mary Schweitzer, dio a conocer que había extraído restos de tejido blando de dos dinosaurios: Cretácico Tyrannosaurus y hadrosaurio Brachylophosaurus. Este acto tuvo varias controversias e incluso existen argumentos de que los fragmentos de la proteína de dinosaurio pueden haber sobrevivido hasta hoy.

 

 

La mala noticia es que eso no puede resolver el traer de nuevo a la vida a estos dinosaurios y hacer un Jurassic Park real. El punto de partida para que esto se convierta en realidad es el ADN, y desafortunadamente este tiene una duración relativamente corta.

Por años, los investigadores han dado a conocer que el ADN empieza a descomponerse casi inmediatamente después de que un ser vivo muere. Pero fue solo a fines del 2012 que el paleogenetista de la Universidad de Copenhague, Morten Allentoft, descubrió cuál es la tasa de degradación del ADN.

 

 

El tiempo de vida del ADN

Los investigadores, al observar los huesos de dinosaurios aviares, descubrieron que el ADN tiene una edad media de 521 años. Tristemente estos años no son suficientes como para poder obtener el ADN de un Tyrannosaurus.

Pensemos que con todas estas complicaciones podría realmente convertirse en una realidad. Cualquier ADN de dinosaurio antiguo habría venido de poco a poco, al igual que con los mamuts de la Edad de Hielo, los neandertales, los perezosos gigantes, etc. El truco consiste en identificar esas piezas y averiguar de dónde pertenecía el genoma completo del animal, esto requeriría una línea de base adquirida de un pariente cercano. Pero los dinosaurios aviares vivos están tan alejados de los Pachycephalosaurus y sus parientes que los genomas de los dinosaurios no aviares sería bastante limitada. Ni siquiera hemos podido secuenciar por completo el genoma de nuestra propia especie, debido a que todavía estamos en aproximadamente el 99 por ciento de la parte funcional.

La conclusión es que “es posible que nuestros dinosaurios favoritos nunca vuelvan a la vida en un sentido literal, pero los paleontólogos están encontrando formas de extraer cada vez más detalles sobre las vidas de los dinosaurios de lo que queda de las criaturas”, mencionó el escritor científico, “la ciencia alimenta nuestra especulación, permitiendo que los dinosaurios sigan viviendo en el lugar donde los hechos fósiles y la imaginación se encuentran”.

 

 

Y aunque Brian Switek se esforzó para no ser un pesimista, podemos ver que Jurassic Park nunca será real. Un poco triste, ¿no?


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter