11

¿Emigrar a México? Tres europeos te dicen por qué sí

31 enero 2019 por Federico Chamas

Familia, oportunidades laborales y el ambiente. Estos son algunos de los factores que llevan a miles de europeos a dejar cada año sus países para vivir en México.

MediosUP platicó con tres de estos migrantes, quienes compartieron qué les atrajo a México, las ventajas de esta nación y también, rasgos culturales que les desconciertan.

Un cambio de vida

Martyn Peters, originario de Londres y profesor del Northdridge School Mexico, explicó que él salió de Inglaterra sobre todo por un tema familiar.

“Mi esposa es mexicana y habíamos vivido en Inglaterra por año y medio después de casarnos. A ella, no le agradaba mucho la comida, el clima, las personas eran frías y su diploma de licenciatura del Tecnológico de Monterrey no era válido allá”, narró el docente.

“Decidimos venir a vivir a México y a mí me interesaba mucho vivir aquí desde antes de casarnos”, añadió.

Martyn Peters en su oficina del Northridge School Mexico

Para Filip Schwerter un universitario de Múnich, Alemania, fue el estudio lo que le trajo a México. Arribó a la nación americana en 2014 para un semestre de intercambio, pero, tras la experiencia, decidió terminar su licenciatura en la capital de esta.

¿Qué fue lo que lo cautivó? “La fiesta”, contestó sin dudar.

Por su parte, Ciro Ascanio, un madrileño que ya había vivido entre 2008 y 2010 en México, volvió a este tras ser localizado por Banorte a través de un head hunter para formar parte de un proyecto de modernización digital de la banca en el país. Se trataba de una oportunidad de crecimiento laboral que no dejaría escapar.

El placer de vivir en México

A pesar de haber llegado al país por motivos distintos, los entrevistados coincidieron en que vivir en México ha sido una grata experiencia, sobre todo, por la vida social que han encontrado, además de la riqueza cultural.

Filip, el joven germano, se dijo sorprendido por el trato de la gente, cómo lo recibieron con los brazos abiertos y fueron muy amables con él. Esta manera de actuar contrasta con la personalidad fría de su país de origen.

Para Ciro, quien ha visitado diversos países, como Estados Unidos, Perú y Colombia, la convivencia con los mexicanos es única: “Esta segunda vuelta (que vivimos en México) nos está permitiendo (…) meternos muchísimo en la cultura y en la vida social mexicana. Casi todos nuestros planes con mexicanos”.

Ciro Ascanio

En tanto que Martyn destacó la riqueza de la vida familiar propia del mexicano.

“Disfruto los aspectos familiares”, apuntó. “Mi familia extendida, mi suegro y mi suegra, me apoyan mucho y siempre han sido muy amables conmigo”.

El profesor británico también se dijo fascinado por la gastronomía mexicana, al venir de un país cuya cocina es considerada una de las peores de Europa.

Las diferencias que pesan

Aunque los tres migrantes dicen estar cómodos en México, reconocen que hay diversas actitudes y costumbres que les desconciertan.

Martyn y Ciro coincidieron que existe desorganización en el área laboral; se quejaron de que es difícil entender qué significa el “ahorita” y que, a veces, la gente no entrega las cosas a tiempo; deja el trabajo requerido para el final y no se hace responsable de sus errores.

“Les cuesta también muchísimo decir que no y eso es general”, añadió Ciro. “Es decir, tú pides una cosa y puede tener mucha dificultad o puede, quizá, no parecerles adecuado, pero les cuesta muchísimo decir que no. Te van a decir que sí y luego, a lo mejor, no te lo hacen”.

Por su parte, Filip recordó que un factor que le causó sorpresa al llegar al país es que los universitarios continúen viviendo en casa de sus papas: “Eso es completamente diferente en mi país, ya que en Alemania, nos vamos de la casa con 18 o 19 años”.

Filip Scwerter en la Universidad Panamericana

Un viaje con retorno

Todos los entrevistados planean en algún momento regresar a su país de origen para volver a convivir con familias y amigos que dejaron atrás.

Para Martyn y Ciro, la educación de sus hijos es otro factor para retornar a Europa.

“Como individuo aislado, no lo echo de menos (a España), pero, como padre de familia, tengo claro que es ahí donde tenemos que reagruparnos todos, y queremos (mi esposa y yo) que nuestra hija haga la carrera allí”, explicó el ejecutivo.

Pero mientras llega el momento de regresar, los entrevistados planean disfrutar lo que México les ofrece.

 

 

 

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.