Media Lab

En vivo

LOG IN

El plan que busca salvar a los jaguares por la construcción del Tren Maya

por Alejandra Medina

14 noviembre 2019

México es hogar de 4 mil 800 jaguares, en la península yucateca se encuentran más de la mitad de estos animales, principalmente en la Reserva de la Biosfera de Calakmul y la Reserva de Sian Ka´an. Es una de las poblaciones más importantes de este carnívoro en el mundo, pues se encuentra en peligro de extinción.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador planea construir un ferrocarril, llamado “Tren Maya”, en esta zona de país. En donde atravesará el hábitat y los corredores biológicos, los cuáles son de suma importancia para la preservación de esta especie.

Se tiene planeado que…

Para la construcción de este tren se tiene contemplado ocupar mil 520 kilómetros para su construcción, se utilizará la red ferroviaria ya existente entre los estados de Campeche y Yucatán. Pero para llegar a Quintana Roo se necesitará poner una nueva vía de más de 750 km.

Esto implica colocar una barrera física en el hábitat del jaguar y provocaría que esta especie sufra una introgresión genética.  

¿Por qué afectaría de esta manera a los jaguares?

Ellos necesitan de un rango hogareño para que puedan realizar sus actividades naturales, como cazar su propio alimento, reproducirse y cuidar de sus cachorros.

Esto podría representar un peligro para la conservación de los jaguares, pues ayudan a que un ecosistema se mantenga sano.

“Cuando desaparece de las selvas y bosques, sus presas que son generalmente grandes herbívoros quedan como amos del paisaje y consumen especies vegetales sin control. Ello altera la composición y estructura de las selvas, de los suelos, afectando los cauces de ríos lo que tiene un efecto en cadena sobre otros seres vivos.“ informó  WWF México.

“Si levantamos un “Muro” que restrinja al jaguar pasar de un lado hacia el otro, vamos a provocar que este animal no pueda encontrarse y reproducirse con individuos que genéticamente son un poco más alejados a ellos. Provocaría, en un futuro, consanguinidad.

Poco a poco lo podremos orillar a que tenga menos posibilidades de sobrevivencia”, Afirmó el exdirector del Área de Protección de Flora y fauna Yum Balam, Francisco Remolina.

Según un estudio hecho por Shelley Alexander, Doctora del departamento de la Universidad de Calgary, los corredores biológicos que hay entre la península de Yucatán y América central serían interrumpidos.

Se han registrado 12 corredores biológicos para los jaguares en la península de Yucatán y el 37% de estos son catalogados como Área Natural Protegida.

El presidente de la ANCJ (Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar) mencionó lo siguiente: “El ambiente es mu dinámico no siempre tiene la para misma cantidad de alimentos, agua o de cobertura de vegetación. El animal tiene que moverse en busca de sustento. Se requieren grandes áreas para mantener a un jaguar, pero la ventaja es que al protegerlo también se preservan otras especies. El jaguar es una especie de "paraguas", cubres a este felino y cubres todo lo que esta debajo de ella; recordemos que hay especies más amenazadas en esa región como el pecarí de labios blancos”.

¿Cuál es la solución para la preservación de jaguares?

Especialistas sugirieron construir pasos de fauna elevados, representa uno de los principales retos para el proyecto, debido a que en el país no existe ninguno. Para que estos funcionen adecuadamente se necesita cumplir con ciertas especificaciones.

Según la ANCJ, se tiene planeado la construcción de 12 a 15 pasos de fauna a lo largo de la vía ferroviaria, cada uno tienen que estar muy bien diseñados para que los animales no le tengan miedo.

El precio para colocar esta infraestructura es elevado y los pasos tendrían que ser muy anchos, podrían medir hasta 40 metros. También se tiene que considerar el conectar las selvas que queden fragmentadas por el tren.

Debido a que las carreteras no cuentan con las medidas de seguridad necesarias para la protección de los jaguares y otras especies, por lo tanto se considera este proyecto como “una oportunidad para corregir estos errores”

El presidente de la ANCJ anunció  lo siguiente:“Estamos analizando pasos de fauna de Estados Unidos y Canadá que son útiles para osos. El modelo nos servirá para evaluar las características, saber qué materiales funcionan y son más económicos”.

Acerca del impacto ambiental

José Cuauhtémoc Chávez, Doctor en Ecología de la UNAM, aseguró “Antes de empezar la construcción tendríamos que tener, como principio de precautorio, un estudio lo más completo posible con las herramientas científicas con las que contamos ahora, para poder evaluar cuál sería el impacto de una obra de esta magnitud”.

En diciembre del 2018, la ANCJ mandó una carta a Fonatur en donde destacan nueve puntos que se deberán considera para el diseño del proyecto. En esta carta se demanda el apego a legislación ambiental, al igual que los estudios de impacto.

Tardarán al menos un año en manifestarse, pero no se debe estudiar una temporada, sino que se tiene que hacer el estudio de todo un ciclo para evaluar el desplazamiento de la fauna de acuerdo a sus necesidades.

También te puede interesar...El Tratado climático de París, es momento de salvar a la Tierra


Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter