Media Lab

En vivo

LOG IN

El daño que le hacemos al planeta mandando correos electrónicos

por Staff MediaLab

2 enero 2020

Mandar correos electrónicos parece una actividad inofensiva y que hoy día ayuda a que nuestra vida sea más fácil, pero hacer esto de manera constante puede ocasionar un daño a nuestro planeta. Pare broma, pero no lo es y a continuación te contaremos por qué pasa esto. 

Todos los días respondemos correos con mensajes cortos y tal vez de manera innecesaria, hacer esto puede implicar un efecto negativo en la ecología, así es, cada que lo hacemos generamos toneladas de gases de efecto invernadero. 

El daño al planeta por mandar correos electrónicos 

Un estudio realizado por la compañía energética Ovo, demostró que realizar esta práctica y tomar conciencia de ello puede ayudar a reducir nuestra huella ecológica.

Lo sabemos, parece una exageración y tal vez hasta una muestra de mala educación el no responder un correo para agradecer o simplemente confirmar algo.

Esta investigación hecha en el Reino Unido analizó el impacto ambiental de los casi 64 millones de correos innecesarios que se enviaron al día. Para que te des una idea, según los datos de Statista, actualmente se envían y responden cerca de 236.500 millones de emails a nivel mundial. 

“Cuando enviamos un correo electrónico, se requiere energía para alimentar los centros de datos y las computadoras y dispositivos que luego envían, filtran, leen y entregan correos”, así lo explica la compañía que ha elaborado el estudio. 

Continuando con los datos de la investigación de Ovo, los habitantes del Reino Unido mandan en promedio 11.29 correos "innecesarios" por semana.

Teléfonos, tablets, computadoras y todo aparato para enviar correos usa energía, por lo tanto emiten dióxido de carbono.

¿Hay solución a este problema?  El cambio que puede representar esto es impresionante. Al reducir el envío de uno, sí, de un correo, implica que se dejarían de emitir 16.433 toneladas a la atmósfera de dióxido de carbono durante un año. Esto representa el equivalente a 81 vuelos entre Londres y Madrid.

Ahora que ya lo sabes, la próxima vez que respondas con un "gracias", "quedo atento", "confirmo mi asistencia", "saludos" y todos esos mensajes cortos que pueden evitarse, ayudarás al planeta de manera significativa. 

Este texto fue hecho con información de El País.

Tal vez te pueda interesar leer sobre: los osos polares en depresión. 

 

 


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter