Media Lab

En vivo

LOG IN

El códice Da Vinci, su lectura y sus secretos

por José Ansareo

10 julio 2020

Leonardo Da Vinci es uno de los artistas renacentistas más relevantes de la historia y dentro de su acervo se encuentra la Última Cena, la Gioconda, el Hombre de Vitrubio, entre otros. Aún así, una de sus obras más interesantes ha pasado desapercibida durante muchos años debido a su condición “informal”. Estas son las notas de Da Vinci, en las que el autor escribía todo lo que pasaba por su cabeza.

Foto: Biography.com

La escritura de Da Vinci

El método de escritura era de forma especular, es decir que trazaba el lápiz sobre el papel en la dirección opuesta, así permitiéndole visualizar las cosas de forma inversa. Abonando a esto, el artista utilizaba símbolos y juegos de palabras los cual es dificultaban más la lectura de este cuaderno. Además, el título de su cuaderno no invitaba a curiosos porque se llama “Recetas de Cocina” pero, ¿por qué lo hacía? Y ¿de dónde surgió el nombre?

Las motivaciones que lo llevaron al éxito

Sus motivaciones erán muchas, pero de entre las más importantes, se encuentra proteger los secretos que había dentro de sus cuadernos, ya que en las páginas de ese cuaderno se encontraban todas sus invenciones, en especial las de guerra. Mismas que él creía que si llegaban a caer en manos equivocadas, podrían causar un daño tremendo al ser utilizados de mala manera.

Por otra parte, consideraba importante no darle toda la información de un proyecto a los demás, ya que como en esa época no existían los derechos de autor, cualquiera podría robar las ideas y adjudicarse estas invenciones en pro de su beneficio. De igual forma el nombre viene de que las recetas de cocina era algo tan común que la gente no husmeaba y la que sí solo se encontraría con garabatos y alguna que otra receta italiana que el artista disfrutaba.

Foto: The Conversation

¿Qué podíamos encontrar en sus obras?

Dentro del contenido de estas notas encontramos descubrimientos como la proporción áurea mediante el hombre de vitruvio, el helicóptero, el tanque y la anatomía estudiada según Da Vinci. También, este fungía como un diario personal del autor en el cual escribía sus pensamientos,  mandados e incluso llega a utilizarlo para mantener sus finanzas al día.

Foto: Medium.com

Eso sí, dentro de todas las notas las más interesantes son aquellas en las que explicaba el proceso de creación de una obra de arte o de alguna de sus invenciones. Un ejemplo es el estudio anatómico, donde el autor analizaba las autopsias que hacia. En pocas palabras, Da Vinci era un hombre precavido que valía por dos.

Tal vez te pueda interesar leer sobre: Hamilton, un fenómeno cultural muy afinado


Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter