Media Lab

En vivo

LOG IN

BioShock: Un videojuego que critica al objetivismo

por Nicolás Cetina

14 febrero 2020

BioShock salió a la venta hace menos de 12 años. Desarrollado por 2K Games (luego llamado Irrational Games) y 2K Australia, marcó al mercado de los videojuegos por los siguientes años.

Este first-person shooter nos mostró una utopía fallida en el fondo del océano y los horribles estragos que produjo su caída. Aclamado por la critica gracias a su innovador sistema de combate, gameplay rápido y una historia con profundidad poco común para su época.

Ken Levin, creador de BioShock, comenta que se inspiró en escritores como George Orwell y Aldous Huxley para la creación de su mundo, pero que su mayor inspiración fue de la escritora rusa Ayn Rand y su "filosofía del objetivismo".

Un ensayo virtual

Es 1960 y el vuelo de nuestro personaje principal, Jack, cae a la mitad del océano, dejándolo como único sobreviviente. Su única salvación recae en un misterioso faro en medio del mar.

La historia nos centra en Rapture, una ciudad construida en el fondo del océano Atlantico por un hombre llamado Andrew Ryan, con el sueño de una sociedad libre de control, en donde el hombre obtiene el control total en un mercado sin restricciones. Esta ciudad aparentemente utópica es desmoronada, mientras personaje principal investiga sus ruinas que muestran parte por parte su historia.

Rapture se basa en las ideas de la filósofa rusa Ayn Rand, que es la inspiración del personaje Andrew Ryan. Su obra más conocida, y clara inspiración del juego es "La rebelión de Atlas", en la que se exponen de manera más concisas sus ideas.

Para ponerlo de manera sencilla, el objetivismo se basa en la idea de que el hombre debería tener todos los beneficios de su trabajo, sin reglas en el mercado para regular sus acciones y su "potencial".

BioShock muestra lo que pasa cuando una sociedad adquiere un estilo de vida puramente liberal. El ciudadano se aprovecha de su trabajo sin darle cuenta a nadie y sin ningún tipo de regulaciones. Un mercado libre en el que se puede vender lo que sea, sin repercusiones, ya que imponer leyes al mercado esta satanizado en Rapture.

La ciudad condena los ideales religiosos, comunistas y gubernamentales mientras da paso a un mercado sin barreras, que vende cosas como ADAM, una substancia biológica encontrada en el fondo del mar, que otorga poderes sobre humanos, pero que al mismo tiempo causa adicción, locura y mutaciones a los ciudadanos.

Lo que la ciudad mostró con orgullo, fue lo mismo que la termino hundiendo.

En algún lugar más allá del mar...

"Explicación a mayor profundidad la filosofía de BioShock"

Aún después de tanto tiempo, BioShock sigue inspirando a jugadores y creadores en la industria para empujar los limites de lo que se puede hacer con sus historias. Y como hasta en los videojuegos, se pueden tocar temas a profundidad.

Tal vez te pueda interesar: No Man´s Sky decepcionó a muchos pero comenzó su redención


Te puede interesar

The Sims, el juego de la vida

Juan Pablo Valenzuela Peña

21 febrero 2020

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter