11

Argentina, prueba de fuego para México e Iván Déniz

14 septiembre 2018 por Jorge A. Herrera Navas

La hora de la verdad ha llegado para el coach Iván Déniz y el basquetbol nacional. Las actividades de cara al Mundial de China 2019 de la FIBA se reanudarán este fin de semana y el Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera vivirá lo que ciertos expertos ya llaman un clásico. México abrirá la segunda fase de las eliminatorias ante Argentina con las esperanzas de poder arrebatarle el triunfo a la bestia creada por el munrense Sergio Hernández.

 

Los 12 Guerreros vienen de un duro fracaso en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 tras haberse quedado sin presea alguna en el quinto lugar. Ahora, ese episodio tiene que quedar en el olvido porque contra la Celeste se juegan mucho más que un partido, ya que el resultado que se consiga será decisivo para las aspiraciones de los aztecas de cara a  asistir a una segunda Copa del Mundo de manera consecutiva.

 

Distintos jugadores se han referido a los 12 Guerreros como su segunda familia.

Distintos jugadores se han referido a los 12 Guerreros como su segunda familia. | Créditos: Jorge Herrera

 

Como parte del trabajo para conseguir esta ansiada victoria, Déniz movió mar y tierra para poder contar con sus mejores hombres. A pesar de tener que sufrir las ausencias de Jorge Gutiérrez (lesión), Juan Toscano (personal) y Alex Pérez (pretemporada), el español podrá manejar la duela con estrellas como Gustavo Ayón, Francisco Cruz, Orlando Méndez y el mexicoestadounidense Lucas Martínez.

 

Por el lado sudamericano, la Albiceleste se armó hasta los dientes con lo más poderoso de su nación. En el manejo del balón se apoyará con el madridista Facundo Campazzo y Nicolás Laprovittola; a los costados se impondrá el juego de Nicolás Brussino, de Máximo Fjellerup y el antiguo terror de San Lorenzo, Gabriel Deck, mientras que la pintura será resguardada por Luis Scola, Javier Saiz y Marcos Delía.

 

Los dirigidos por Sergio Hernández terminaron la primera ronda de eliminación con una contundente victoria de 102 a 58 sobre Uruguay, mientras que los nacionales fueron vencidos por la quinteta boricua de Eddie Casiano, 84 a 79.

 

Antes de esos encuentros, mexicanos y argentinos se vieron las caras en el FIBA Américas de 2015 cuando el Palacio de los Deportes se entregó al baloncesto. En esa ocasión, México le ganó un encuentro a los de Hernández, pero el duelo decisivo por el pase a los Juego Olímpicos de Río 2016 se lo terminaron llevando los visitantes con marcador de 78 a 70.

 

 

Dos años más tarde, la antesala de la final de la FIBA Americup sería el lugar para que estos dos se volvieran a ver las caras. Argentina tuvo un día de campo (67-84) y México tuvo que conformarse con la medalla de bronce obtenida ante las Islas Vírgenes.

 

Hoy, todos los involucrados, incluyendo al jugador cordobés Facundo Campazzo, saben que este partido ya no es un desafío cualquiera: “Tenemos un historial muy lindo y divertido con México, con partidos malos, victorias, derrotas, pero al momento de salir a jugar mañana (viernes), no va a haber historial y vamos a jugarle a la par a México para conseguir la victoria”.

 

“Nosotros tenemos la mentalidad de ganar, no importa contra quien juguemos. Vamos a seguir el liderazgo del coach. Va a ser un juego muy complicado”, declaró el escolta del Fuenlabrada Francisco Cruz en conferencia de prensa.

 

Ante la situación de las bajas presentadas en cada combinado, los dos coaches señalaron que no se dejarán llevar por casos como el de Patricio Garino, por Argentina, y Jorge Gutiérrez, por los nuestros. Iván Déniz por su parte puso como ejemplo la victoria ante Estados Unidos y dejó en claro que ahora, lo importante, es que el grupo que se encuentra concentrado.

 

“Tenemos buenas opciones de ganar, al igual que jugadores en todas las posiciones”, comentó el también dirigente de los Soles de Mexicali. “No hay que buscar excusas, ni salir de víctima. Hay que salir con el espíritu de salir a ganar”.

 

Iván Déniz en conferencia de prensa para FIBA

Iván Déniz tiene solo dos derrotas al mando del barco tricolor. | Créditos: Jorge Herrera

 

Una de las áreas más afectadas en el roster azteca será el poste, ya que Gustavo Ayón luce como la única pieza del tablero que pudiera competir ante gigantes como Marcos Delía, Scola y Saiz, pero el coach de la escuadra nacional confía en que sus jugadores puedan dar el salto de calidad para regalarle una victoria a la afición.

 

Nuestra rotación tiene que dar un paso adelante. El partido lo va a ganar la segunda unidad; el equipo que dé aquí mucha energía, que no cometa errores y aporte sacará el juego. En ese sentido confío mucho en mis jugadores de banca y estoy seguro de que vamos a sacar este partido”, finalizó el profesor Déniz a pregunta expresa de MediosUP.

 

México se encuentra último dentro del Grupo E con 3 victorias por la misma cantidad de derrotas. Argentina, por su parte, culminó la fase inicial con cinco triunfos y un solo descalabro.

 

Las dos selecciones se estarán viendo las caras hoy, a las 20:30 horas, en un Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera con boletaje agotado.

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.