11

AMLO vs la prensa, un choque con historia

16 noviembre 2018 por Dante Casas

La revista Proceso colocó la semana pasada al Presidente electo como protagonista de su portada junto a la oración “AMLO se aísla. El fantasma del fracaso”. Este enunciado emanaba de una entrevista al político y jurista Diego Valadés, en la que afirmó que Andrés Manuel López Obrador no cuenta con el respaldo pleno de su gabinete.

El Mandatario electo respondió a la publicación a través de un video en Facebook, en el que calificó a la publicación de sensacionalista y amarillista; se dijo respetuoso de la libertad de expresión y anunció que ejercería su derecho de réplica.

El video del dirigente fue reprobado por el equipo editorial de Proceso: “Rechazamos el vituperio, indigno de un hombre de Estado”.

El choque entre la revista y el próximo Presidente circuló en las diversas redes sociales, en las que seguidores y detractores del ganador en las elecciones de julio se enfrentaron por la mencionada portada y la reacción que generó esta.

Entre los comentarios, destacaban aquellos que recordaban la cercanía ideológica entre los dos actores. De hecho, hace unos meses, en uno de los debates entre los candidatos a la presidencia,  López Obrador mostró algunas portadas de la revista Proceso sobre los supuestos desvíos y escándalos del contendiente panista, Ricardo Anaya.

Pero el de este mes no ha sido el único rose entre el político tabasqueño y Proceso. En 2009, el fundador de Morena mandó una carta a la redacción de la revista informando que él no se había reunido con Carlos Ahumada, empresario que protagonizó un escándalo videograbado de corrupción en 2004, como lo había publicado el semanario. El ex jefe de Gobierno del Distrito acusó a “duendes de la redacción” de estar detrás de la nota difundida.

Una reacción repetida

En su trayectoria política, López Obrador ha chocado con diversos medios y periodistas. He aquí una muestra.

En 2004, cuando era Jefe de Gobierno de la capital, afirmó que el escándalo de René Bejarano -quien como coordinador parlamentario del PRD en el legislativo local fue grabado recibiendo fajos de billetes de Carlos Ahumada- era un complot mediático en su contra.

Dos años más tarde, en 2006, cuando fueron las elecciones presidenciales, acusó a María de las Heras y a todas las demás encuestadoras que no lo ponían en primer lugar de estar “cuchareadas”.

Durante ese mismo proceso electoral, tildó al académico Jesús Silva Herzog de ser un secuaz de la mafia del poder, después de que el intelectual calificara al entonces candidato de oportunista en una columna publicada en el diario Reforma. A ese mismo medio lo ha llamado “prensa fifí, alquilada y deshonesta”, por supuestamente llevar a cabo una campaña contra Morena.

En 2017, al conductor Pepe Cárdenas lo calificó al aire de “calumniador”, después de que este le preguntara sobre una supuesta alianza entre su partido político y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

También se ha cuestionado las actitudes del ahora Mandatario electo ante las mujeres periodistas, pues en una ocasión, después de la elección presidencial de 2018, llamó corazoncitos a un grupo de reporteras, y en otro evento, besó a una comunicadora sin su consentimiento.

Además, se ha popularizado el término “fifí” para calificar a cualquier medio o periodista que cuestione o repruebe las acciones del próximo Presidente.

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.