LOG IN

“A veces un gesto de amabilidad, significa más para un alumno que todo el conocimiento que pueda adquirir en la clase”: Guillermo Tenorio

por María José Del Castillo Acosta

9 octubre 2020

Puntual y siempre trajeado, el doctor Guillermo Tenorio imparte la materia de “Derecho a la Información” a los alumnos de Comunicación. Entre comentarios cargados de humor e interesantes anécdotas, parecería que la hora y media que dura la sesión pasa en tan solo unos cuantos minutos.

 

Guillermo lleva dando clases en la Escuela de Comunicación de la UP desde hace 15 años. Siempre a las 7:00 AM, ni un minuto antes, ni un minuto después. Incluso, cuenta la leyenda (la leyenda somos sus ex-alumnos) que quien llega a la clase en el momento en el que terminó de pasar lista, no podrá quedarse.

Quizás a simple vista parezca un profesor estricto y rígido. Pero en realidad, detrás de esa corbata y una postura imponente (clásica en su profesión) se encuentra un profesor cálido y muy amigable. 

Guillermo empezó a dar clases en 1998. Fue hasta el año 2000 que regresó a su alma máter, primero como adjunto y cuatro años después como titular.

Comparte que algo que le motiva para continuar con su labor docente es transmitir a los demás su conocimiento sobre el área a la que se ha dedicado por 20 años. Pero sobre todo, el tratar de hacer ver como fácil algo que a él le ha costado mucho tiempo comprender. 

“No me cabe la menor duda que la experiencia docente tiene un factor vocacional”, añadió.

Aprendizajes y anécdotas

El Doctor en Derecho menciona que para él es gratificante transmitir la pasión que puede despertar la materia que imparte. 

“Creo que el alumno debe percibir que a su profesor le apasiona la materia. Debe haber mucha empatía y cariño por los estudiantes, mucho sentido del humor y debe haber exigencia sin convertirse en tiranía. Así como congruencia entre lo que exigimos y damos”, aseguró.

Por otra parte, Guillermo destaca la alegría y la autenticidad entre las cualidades que más le gustan en el perfil de sus estudiantes de Comunicación. Manifiesta que le agrada la forma de entender la vida que tienen, así como la sinceridad con la que plantean sus dudas.

“No ha habido un día desde hace 15 años que llevo dando clases a los comunicadores a las 7:00 AM, que no salga de la clase cargado de energía por el entusiasmo, la disciplina, el esfuerzo que le ponen a las clases”, afirmó.

Entre un gran número de anécdotas, recuerda un acercamiento con un alumno que notaba ausente durante sus clases. 

“Un día al terminar clases le pedí que me regalara unos minutos para ver cómo estaba y en qué lo podía ayudar. Luego de contarme una serie de problemas, me dijo que nunca un profesor se había preocupado por si estaba bien o no y que me lo agradecía mucho”, compartió.

“Esa plática no solo sirvió para que cambiara su actitud en la clase, sino que luego de muchos años gané un buen amigo que al día de hoy sigo tratando. A veces un gesto de amabilidad, significa más para un alumno que todo el conocimiento que pueda adquirir en la clase”.

También compartió que en una ocasión un alumno le escribió para agradecerle, pues pudo utilizar lo aprendido en su clase para argumentar durante una discusión suscitada en un bar con sus amigos. 

La Nueva Normalidad

Sin dudarlo, Tenorio afirma que este semestre ha sido el más difícil de todos. La pandemia por COVID-19 ha llevado al docente a reconvertir todos sus contenidos a la par de integrar nuevos recursos y métodos de enseñanza. 

Al dar clase de 7 am me tengo que obligar a estar al menos 20 minutos antes revisando que los videos que presentaré se vean y se oigan adecuadamente, reviso con cuidado los materiales adicionales que ocuparemos”.

Asimismo, el docente menciona que se ha visto obligado a conectar al menos dos dispositivos simultáneamente para estar preparado en caso de que uno falle. Pero fuera de los aspectos técnicos, menciona que ha sido complicado tener a sus alumnos lejos, sobre todo “cuando las discusiones con los casos se vuelven acaloradas”.

“A pesar de todo, he tratado de que mis alumnos actuales no sientan nada de ello y con mucha alegría y entusiasmo los recibo cada clase y trato de esforzarme porque cada clase sea única”, concluye.

El Derecho a la Información como materia en Comunicación

De acuerdo con la ruta ideal del plan de estudios de Comunicación UP, la materia de Derecho a la información se cursa durante el cuarto semestre de la carrera. 

El profesor Tenorio enfatizó en la gran utilidad que los estudiantes de Comunicación le pueden dar a la materia.

“Si te dedicas a medios, a agencias de publicidad o a escribir, te encontrarás tarde o temprano con alguna norma que tiene que ver con el Derecho a la Información. Ese valiosísimo derecho se encuentra en la médula de nuestro sistema democrático, pero también de la vida profesional del comunicador”.

De igual forma aconseja a los alumnos que no se pierdan su clase, pues asegura que es la mejor materia que pueden encontrar. Agregó que la materia puede brindar herramientas maravillosas y enfrentar problemas reales del comunicólogo en cualquier ámbito laboral.

Respecto al objetivo principal de la materia, Guillermo plantea que quisiera que sus alumnos desechen la idea de Derecho como un conjunto de normas o leyes.

“Con cada caso que planteamos en clase y con cada tema encontramos sentido y respuestas profundamente humanas que no solo ayudan a entender un problema, sino que nos ayuda a entendernos como personas y como sociedad”.

Más acerca de su trayectoria profesional 

Actualmente, el Doctor Tenorio ha sido autor, coautor y coordinador de 15 libros, todos ellos en materia de libertades informativas. Algunos de ellos son de acceso gratuito, a través de organismos como el INAI y el Tribunal Electoral. Otros más se encuentran en diversas editoriales del país.

“El derecho me ha llenado la vida, pues adicionalmente a la docencia e investigación en materia de libertades informativas, he podido desarrollarme como consultor en materia de protección de datos personales desde hace más de 10 años. Mi línea de trabajo es fascinante y muy actual, no la cambiaría por nada”, finalizó Guillermo.

--

También podría interesarte: Emprendimiento sin límites: Piacere, un negocio familiar con una gran historia

Nueva llamada a la acción

Nueva llamada a la acción







Te puede interesar

Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter