Media Lab

En vivo

LOG IN

Cápsula del tiempo: A 8 años del último festín de El Clásico

por Héctor Tapia Martínez

1 marzo 2019

Los jugadores vienen y van –algunos cambian de aires, otros cuelgan las botas– pero la pasión que levanta el clásico del futbol español persiste. Cada vez que se escribe un capítulo más de la rivalidad entre el FC Barcelona y el Real Madrid CF, los medios deportivos no resisten la tentación de escribir: “el juego que paraliza al mundo”.

En un año natural hay dos ediciones del clásico garantizadas (correspondientes a la liga doméstica); 180 minutos en que millones de fanáticos del futbol alrededor del planeta centran su atención en el país ibérico. Pero en ocasiones los astros se alinean, y el calendario futbolístico nos obsequia hasta 10 horas, repartidas en distintas competiciones, de este choque de gigantes europeos.

En 2011, se disputaron cuatro Barça-Madrid en un período de 18 días. El saldo de los enfrentamientos celebrados entre el 16 de abril y el 3 de mayo fue un empate liguero, el 18º título de la Copa del Rey para los blancos y el pase a la final de la Champions para los culés –donde saldrían triunfadores tras medirse contra el Manchester United–.

Tres semanas intensas fuera y dentro del campo. El técnico merengue José Mourinho se burló de Josep Guardiola por criticar el arbitraje. Pep contestó asegurando que su contraparte era el “p**o amo”. Sergio Ramos tiró el trofeo de la Copa del Rey y el autobús en que viajaba no logró frenar antes de arrollarlo. Pepe clavó sus tacos en la espinilla de Dani Alves, condicionando la eliminatoria con su expulsión.

Polémica, humor, color y violencia. Matices que encierra la acción de introducir un objeto esférico entre tres palos, y que se manifiestan cada vez que el equipo capitalino y el catalán se ven las caras.

¿Qué ha sucedido con los protagonistas de este festín de clásicos 8 años después? La respuesta oscila entre finales de la Copa Mundial, Grammys Latino y sets de televisión.

Barcelona

Plantilla del Futbol Club Barcelona para la temporada 2010-2011. Debajo del nombre de cada jugador se muestra su equipo o estado actual.

El club blaugrana concretó la era Guardiola levantando la Champions League en Wembley y el subsecuente Mundial de clubes en 2011. Tito Vilanova asumió el relevo para la temporada 2012-2013 y ganó La Liga con 100 puntos, antes de perder la batalla contra el cáncer, en abril de 2014.

El inicio de Luis Enrique como estratega fue difícil, pero retomó el camino haciéndose con el triplete Copa+Liga+Champions que aderezó con la Supercopa europea y el Mundial de Clubes para sumar un total de cinco títulos en 2015.

Actualmente, con Ernesto Valverde en el banquillo, el Barça presume de un par de dobletes domésticos, pero no ha logrado superar la etapa de cuartos de final en las ediciones más recientes de la Champions League.

Porteros

Víctor Valdés brilló por más de una década bajo la portería culé, hasta que una rotura del ligamento cruzado en marzo de 2014 lo apartó del club. Desde entonces, disputó dos partidos para el Manchester United, seis para el Standard de Lieja y 22 para el Middlesbrough. Puso fin a su carrera como jugador en 2017 y más tarde asumió el papel de entrenador del equipo juvenil del Moratalaz.

José Manuel Pinto se retiró en 2014, pero basta con echar un vistazo a su cuenta de Instagram para saber que sigue bastante activo, aunque ahora lo hace en una cancha distinta: la industria musical. Pinto “Wahin” es artista de Sony Music y el verano pasado estrenó el tema “Suave” en colaboración con su ex compañero Dani Alves. También es co-productor de la puesta en escena Messi10 del Cirque du Soleil, a estrenarse en octubre.

Defensas

En plano maratón de clásicos del 2011, el Barcelona anunció que el Eric Abidal padecía de un tumor en el hígado. El cáncer no evitó que el central francés defendiera los colores de su club, de manera intermitente hasta su retiro definitivo en 2013. Ahora usa traje y corbata para jugar con el Barça desde la dirección deportiva del equipo.

Un año después de la retirada de Abidal, los culés dijeron adiós a otro referente defensivo: el eterno capitán, Carles Puyol. “Tarzán”, con su distintiva melena ondulada, jamás estuvo a los servicios de otro club, quedándose en la ciudad condal por 15 años de carrera en el máximo circuito.

El siempre polémico Gerard Piqué tomó el relevo de Puyol como ícono del área. Sus declaraciones en contra del acérrimo rival, así como su vida amorosa junto a su pareja, Shakira, constantemente acaparan titulares de diarios deportivos y revistas de corazón por igual. Aún no hay fecha de salida para el zaguero catalán, que incluso ha admitido su intención de ser presidente del equipo en algún punto.

Centrocampistas

Parecía que la dupla Xavi Hernández-Andrés Iniesta seguiría los pasos de Puyol, naciendo, creciendo y muriendo –profesionalmente hablando– en el césped del Camp Nou. Sin embargo, el dinero asiático hizo caso omiso al plan e importó a estos mediocampistas al futbol catarí y japonés, respectivamente.

La afición y los directivos blaugranas despidieron por lo alto a los canteranos, con un merecido y emotivo homenaje en la casa que los vio convertirse en leyendas vivientes del balompié. De la propia Masía saldría el reemplazo de los campeones mundiales, en forma de Sergio Busquets y Sergi Roberto.

Delanteros

Numerosos atacantes han desfilado por el vestuario culé, algunos con más pena que gloria. No fue así el caso de David Villa, quien anotó 48 goles y levantó 8 trofeos en sus tres años en Barcelona. Tras probar su suerte en Nueva York, el Guaje Villa nuevamente es compañero de Iniesta, en el Vissel Kobe nipón.

Igual de impresionante fue el registro goleador de Pedro Rodríguez, quien sumó 99 tantos para el club hasta su salida al Chelsea, en 2015. Llegaron unos y se marcharon otros, pero la garantía en la delantera catalana lleva escrito el apellido Messi, y no da señales de frenar.

Real Madrid

Plantilla del Real Madrid Club de Futbol para la temporada 2010-2011. Debajo del nombre de cada jugador se muestra su equipo o estado actual.

La última década ha sido de ensueño para el cuadro merengue. Tras una sequía europea que se prolongó por 12 años, el Madrid volvió a coronarse en la Champions League en 2014, consiguiendo su décimo título. Luego llegó el undécimo, y el duodécimo y el trigésimo...estos dos últimos de manera consecutiva.

El Rey de Copas revalidó este mote con la ayuda de dos entrenadores distintos: Carlo Ancelotti y Zinedine Zidane. La BBC (Bale, Benzema, Cristiano) fue clave en la obtención de dos Copas del Rey y dos campeonatos ligueros en el período 2011-2019.

Aunque los blancos discutiblemente atraviesan una situación atípica en el presente curso, protagonizada por el despido de Julen Lopetegui, tras cuatro meses en el banquillo, y la mala racha en La Liga de Santiago Solari, su sucesor, no se puede subestimar al mejor club del siglo XX.

Porteros

La portería fue la manzana de la discordia durante la era de José Mourinho. Un día Iker Casillas, al otro Antonio Adán y al siguiente Diego López. La disputa por el arco terminó con la salida de Casillas al FC Porto. El eterno capitán se despidió de la afición entre lágrimas en una rueda de prensa, sin recibir mayor homenaje del club de sus amores.

Adán experimentó del calcio con el Cagliari, aunque solo lo hizo en un par de ocasiones. Regresó a España para defender el arco andaluz del Real Betis por cinco años, y actualmente juega en Madrid, pero con su antiguo rival capitalino: el Atleti.

Defensas

Álvaro Arbeloa personifica lo que es estar a muerte con un club, fuera y dentro de la cancha. No teme expresar su opinión en Twitter, ya sea elogiando al Madrid o burlándose de sus oponentes. Jugó por una temporada –o por 4 partidos– para el West Ham, antes de colgar las botas en 2013. Hoy juega en el set del Chiringuito, un programa deportivo en la programación española.

La hegemonía del Real Madrid en Europa no se entendería sin los nombres Sergio Ramos y Marcelo Vieira, quienes continúan en la saga merengue luego de 14 y 13 años respectivamente. Ambos anotaron un gol para conseguir La décima en Lisboa, frente al Atlético de Madrid.

Centrocampistas

Controversial, rudo y lusitano, adjetivos que bien podrían emplearse para hacer referencia a Mourinho o a Pepe. Rapado o con pelo, Képler Laverán Lima disputó 334 encuentros con la camiseta blanca antes de migrar al Besiktas turco en 2017 y de regresar a su primer equipo, FC Porto, dos años más tarde.

El alemán Sami Khedira, campeón del mundo en Brasil, pasó a las filas de la Juventus en 2015, donde continúa escribiendo su historia. Un año antes, Xabi Alonso hizo lo propio con el Bayern Münich, club con el que amplió su palmarés ganando tres Bundesligas y una copa Pokal.

Delanteros

El anuncio de la despedida de Cristiano Ronaldo, en mayo de 2018, se sintió como un cubetazo de agua fría para los aficionados merengues, quienes apenas festejaban la obtención de su 13va Champions. El astro portugués se iría a la Juventus de Turín tras dejar una huella imborrable en el corazón del club: 450 goles, 438 apariciones, 15 trofeos y 4 Balones de oro en sus 9 años como madridista.

Karim Benzema, quien aún entrena en Valdebebas, es la única pieza restante de la línea ofensiva blanca del 2011. El resto de atacantes está repartido entre las grandes ligas europeas: Ángel Di María en Francia, con el PSG, y Mesut Özil en Inglaterra, con el Arsenal.

Los casos de Álvaro Morata y Gonzalo Higuaín tienen un acento particular. Ambos jugaron para el Chelsea y la Juventus en estos últimos ocho años, aunque no coincidieron en el vestidor. Hoy, el internacional español añadió el rojo al blanco con su traspaso al Atleti, y su contraparte argentina prolonga su trayectoria de azul, con el combinado londinense.    

Héctor Tapia Martínez


Lo más actual directo a tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter