Venecia bajo el agua: Una inundación histórica

La lluvia ha dominado la seguridad en Italia. El agua alcanzó, el pasado lunes 29 de octubre, un nivel histórico en Venecia debido al temporal de fuertes vientos, precipitaciones y mareas altas que azota Italia, donde además muchas escuelas se vieron obligadas a cerrar.

 

Hacia las 15:00 horas, el "acqua alta" (agua alta) alcanzó un máximo de 156 cm en la ciudad de Venecia. Las habituales pasarelas de madera que permiten caminar en seco en caso de inundación dejaron de ser seguras y la plaza de San Marcos quedó inaccesible para los turistas.

 

 Muchos decidieron recorrer las calles de alrededor: se pudo observar a niños que iban a hombros de sus padres y con los pies empapados.

 

Es la sexta vez en la historia reciente de la ciudad que este caso de "agua alta" supera los 150 centímetros de altura. En 1951 llegó a 151 cm; en 1976 a los 166 cm; en 1986 alcanzó los 159 cm; en 2008 se situó en 156 cm y en noviembre de 1966 logró un nivel récord de 194 cm.

 

Además de Venecia, prácticamente toda Italia estuvo en alerta: roja en el norte (Liguria, Lombardía, Véneto, Friuli, Trento) y en Abruzos (centro), además de naranja en buena parte del resto de la península y en Sicilia. Todas las escuelas de Véneto tuvieron que ser cerradas, así como las de Roma, Génova (noroeste), Messina (Sicilia) y en muchas ciudades de Piamonte y de la Toscana.

 

En el noreste, se espera que las ráfagas de viento alcancen los 100 kilómetros por hora en la costa y los 150 km/h en la montaña. En pocos días las precipitaciones fueron equivalentes a las lluvias de varios meses, al grado de que algunas zonas de montaña del norte de la región de Véneto superaron los 400 milímetros de lluvia desde el sábado.

 

"Estamos preocupados porque la situación es igual, incluso peor, a la que se vivió en Véneto (durante las inundaciones) en 1966 y en 2010. Los terrenos ya están llenos de agua, los ríos crecidos y debido al (viento de) siroco el mar no absorbe", comentó Luca Zaia, presidente de la región de Véneto.

 

Los bomberos intervinieron en todo el país y en su mayoría se han presentado personas heridas por caídas de árboles. El domingo, un aficionado a la vela cayó al agua en Calabria (sur); su barco derivó hasta la costa y las operaciones de búsqueda para encontrar su cuerpo, visto la víspera en el mar, continuaban hasta este lunes.

 

Hasta el momento se ha confirmado el fallecimiento de ocho personas a causa de este temporal tan violento. 

Compartir

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.