El guerrero tlaxcalteca está cubierto de nieve

Los mexicanos alguna vez hemos escuchado la leyenda que narra cómo el guerrero tlaxcalteca, Popocatépetl, al enterarse de la muerte de su amada Iztaccíhuatl, caminó durante días y noches para recostarla en una cima y velar su sueño eterno. Poco a poco, la nieve cubrió sus cuerpos hasta que ambos se convirtieron en volcanes.

Actualmente, las bajas temperaturas continúan vistiendo de blanco a estas formaciones geológicas. En esta galería puedes dar un vistazo al paisaje nevado que dejó el frente frío número 10 en la zona del Parque Nacional Izta-Popo, ubicado en el Estado de México.

Con información de Notimex

 

Compartir

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter.