Hedy Lamarr, la actriz, inventora y creadora del WiFi

¿Podrías creer si te dicen que una actriz fue la encargada de crear el WiFi? Sería impresionante, de hecho lo sigue siendo. Hedy Lamarr fue la creadora de lo que hoy conocemos como WiFi, ¿conoces su historia? En esta nota, te presentamos a la mujer que ha creado la maravilla de nuestra época. 

[giphy giphy_id=»e65L1uMaNQnO08Z6h1″]

¿Quién es Hedy Lamarr? 

Hedwig Eva Maria Kiesler, conocida como Hedy Lamarr, nació el 9 de noviembre de 1914 en Austria. Era una chica muy inteligente que fue muy elogiada por sus profesores al decir que era una niña superdotada. Inició a estudiar ingeniería sin embargo decidió irse por las artes dramáticas. Con el apoyo de su padre, tuvo sus primeros papeles en películas austriacas, germanas y checas.

Con su película Éxtasis tuvo su brinco a la fama en donde tuvo el primer desnudo del cine. A pesar del gran escándalo que hubo en todo el mundo, un magnate la cortejó con tal de verla crecer en su carrera como actriz. 

Sin embargo, fue un matrimonio fue terrible por los celos del marido. Hedwig decidió huir y tomó un barco trasatlántico a Estados Unidos donde se cambió el nombre a Hedy Lamarr y tuvo su primera película con MGM. 

[giphy giphy_id=»26gskcyaNoXt3NZ9m»]

De vuelta a la ingeniería

Mientras Hedy actuaba en algunas películas, llegó la Segunda Guerra Mundial en donde ofreció sus servicios al gobierno de Estados Unidos porque sabía información importante sobre el ejército alemán. En el departamento de tecnología militar del gobierno, se dio cuenta de que las señales de radio que guiaban a los torpedos eran muy fáciles de interceptar. 

Junto con George Antheil, un compositor, crearon un sistema de detección de torpedos teledirigidos. Funcionaba con 88 frecuencias equivalentes a las teclas del piano que era capaz de hacer saltar señales de transmisión entre las frecuencias del espectro magnético.

Sin embargo, no supieron utilizar el nuevo invento de Lamarr hasta la guerra de los misiles en Cuba en 1962. En la actualidad, su método se usa para los sistemas de posicionamiento por satélite, como el GPS, y fue el precursor del WiFi.

[giphy giphy_id=»UuTIijN6ih5kzV9nNI»]

¿Alguna vez la reconocieron? 

La respuesta es sí pero de manera tardía. Fue hasta 1997 cuando se le reconoció por su invento. Además, tuvo una vida personal extremadamente difícil por sus 6 matrimonio, obsesión por la cirugía plástica además de cleptomanía. Se aisló de la sociedad en Miami donde ya no actuaba ni quería crear otro invento. Para cuando le reconocieron su trabajo, era una persona amargada. Falleció el 19 de enero del 2000 a los 85 años. 

Además de reconocerle su gran invento, el 9 de noviembre (día de su nacimiento), se proclamó el día del inventor en Austria en su honor. 

[giphy giphy_id=»XnP4Xb833dvj2″]